El Cádiz CF durante un entrenamiento
El Cádiz CF durante un entrenamiento

Cádiz CF

Rubén Cruz apura su vuelta y José Mari se estanca

La enfermería del Cádiz CF no termina de vaciarse en este arranque de temporada

Por  18:30 h.

Los buenos resultados que está cosechando el equipo hace que casi nadie se detenga a pensar lo completita que ha estado y está la enfermería en este arranque de la temporada. No es producto de la casualidad que le estén cayendo muchas loas a la plantilla elaborada por Pina y Cordero ya que el liderato que posee en estos momentos el equipo amarillo es la mejor respuesta para confirmar la valía de una plantilla que no está echando de menos a los lesionados.

Hasta el momento han sido cuatro los que llevan perdiéndose varios partidos. Sankaré, que sigue recuperándose de unas molestias en la rodilla. Dani Romera, que desde hace desde comienzo de semana es baja por molestias musculares. José Mari, que aunque jugó algo más de media hora en Córdoba acabó resintiéndose de un tobillo que fue golpeado durante el Trofeo Carranza en un partido. Rubén Cruz, que también le costó muy caro su testimonial participación en el Trofeo. Esta semana se ha incorporado a la enfermería Álvaro García, que recibió una entrada a la altura de la rodilla el pasado viernes obra de Eddy Silvestre. Por último, tampoco se ha entrenado el argentino Marcos Mauro.

Con tanto lesionado, Cervera ha llamado hoy a dos jugadores del filial para completar el entrenamiento. Han sido el delantero David Toro y el defensa africano Momo.

La buena noticia del entrenamiento de esta mañana ha sido el regreso a algunas fases de la sesión de Rubén Cruz, que apura su recuperación tras una rotura de fibras que sufrió en el Trofeo cuando fue sacado a jugar los minutos de la basura del partido de consolación ante la UD Las Palmas. Rubén Cruz, como hace unos días Alberto Perea, podrá estar a disposición de Cervera en breve periodo de tiempo.

No puede decirse lo mismo de José Mari, al que le podrían quedar dos semanas más de recuperación. El mediocentro roteño sufrió un golpe en el Trofeo pero arriesgó jugando en la primera jornada de Liga ante el Córdoba, donde recayó sufriendo un edema óseo en el peroné que no termina de remitir.