Quique Pina, consejero delegado del Cádiz CF.
Quique Pina, consejero delegado del Cádiz CF.

Cádiz CF

Quique Pina pasa al ataque

El consejero delegado del Cádiz CF prepara una rueda de prensa en la que ‘desnudará’ los argumentos de Vizcaíno

Por  19:27 h.

Se suceden los movimientos en los cuarteles dentro de la guerra fría que mantienen abierta desde hace poco más de una semana los dos responsables de que el Cádiz CF comience a navegar a velocidad de crucero cuanto antes. Noticias, filtraciones, bulos, falacias, rumores y todo tipo de críticas llegan de una trinchera a otra recogidas por los mensajeros, que solo buscan poner luz donde se haya tanta oscuridad.

En las últimas horas se conocía que el polémico exdirigente del Xerez Luis Oliver pretende llegar al accionariado del Cádiz CF a través de la figura de Quique Pina, que no dudaba –mediante su entorno– en desmentir por completo dicha información que le hacía sentirse dolido y maltratado por una serie de informaciones «encaminadas» a mancillar su imagen de cara a la afición cadista, a la que siempre ha guardado un sincero, fiel y profundo respeto.

Cansado de la situación, Quique Pina ha decidido pasar al ataque. Para ello, además de desmentir a través de sus más allegados todo tipo de información que él considera falsa y que le perjudica en su relación con el cadismo, el murciano congregará a lo largo de esta semana a todos los medios de comunicación para explicar punto por punto cuál es la actual situación de un club del que se dice que está ‘bloqueado’ así como explicará cuál es el papel que han tenido desde un inicio hasta el presente los actuales dirigentes del club cadista.

Pina está harto. Ni que decir tiene que no se habla con Manuel Vizcaíno desde la semana pasada en la que se vieron las caras en Murcia (aprovechando que el equipo estaba de ‘stage’ en La Manga del Mar Menor) para, en un principio, sellar ante notario lo que debería traer la paz institucional en aras del entendimiento global y a razón del Pacto de Socios que ambos firmaron en la creación de Locos por el Balón.

Muchos son los puntos que Pina tocará en una rueda de prensa con la que espera ‘desnudar’ todos los argumentos de su oponente, y a la vez socio, Manuel Vizcaíno. Para ello, el murciano se remontará al principio de los principios. Esto es, a la creación de Locos por el Balón, una sociedad ideada única y exclusivamente para hacerse con las riendas del Cádiz CF, que en esos momentos estaba en manos de una administración concursal que había hecho todo lo posible por echar del club a Sinergy, sociedad mercantil que también ha motivado una nueva fuente de conflicto entre Vizcaíno y Pina.

Desde el lado murciano de Locos por el Balón se recuerda que la entrada de Vizcaíno en dicha sociedad se debió a un cumplimiento de formas con el Consejo Superior de Deportes (CSD), que echó para atrás la inscripción de un consejo de administración formado por Juan José Pina como presidente y Elena Pina como administradora única al considerar que la familia de Pina (padre y hermana, respectivamente) no podían estar al frente de un equipo que competía en la misma modalidad deportiva que el Granada, en manos de Quique Pina Campuzano. Es entonces cuando se le abre la puerta de Locos por el Balón a Vizcaíno, al que con el tiempo se nombraría presidente al estar aún Pina gobernando el Granada.
Dentro de los acuerdos firmados se fija la entrada en el accionariado de Vizcaíno, que será presidente hasta que Pina se marche del Granada. Igualmente, se acuerda que la firma mancomunada sea una realidad en cuanto pase un año de gestión y Pina ya no tenga nada que ver con el club nazarí, tal y como es el caso.

Las desavenencias entre uno y otro no tardan en llegar. Coincidiendo con el primer año de gestión absoluta –el que acaba con el no ascenso ante Oviedo, Hércules y Bilbaoathletic– se producen los primeros roces entre uno y otro por la forma de llevar el club del sevillano y que explotarán en el último ‘play off’ ante el Bilbao Athletic a causa de la negociación de las primas a los jugadores por ascender. Ya hay lío.

Por el bien del Cádiz CF, ambas partes tragan sapos y culebras en un verano complicado que acaba con la conformación de un bloque nacido al abrigo de Jorge Cordero con Güiza como principal exponente. Sin embargo, la paz acabará en guerra ese mismo año. Jorge Cordero abandona el club antes del mercado invernal y es Vizcaíno el que se enfrenta solo al final de una campaña que acabará con el ascenso en Alicante y que traerá de nuevo la paz al club con una fiesta del ascenso celebrada en un hotel de Murcia y pagada por Pina.

Las aguas vuelven a su cauce, aunque Pina –ya desligado del Granada– le recuerda a Vizcaíno que además de que Cordero y él se encargarán de la dirección deportiva deben tener poder de firmar, algo que se retrasa en el tiempo para finalmente no producirse.

Según el argumentario de Pina, el murciano prefiere dejar correr la situación, que pase el año tranquilamente y acometer el guion pactado una vez que transcurra el curso ya que entonces hace prevalecer la necesidad de reforzar al equipo antes que los intereses personales.

Ha pasado el año y Pina ha vuelto a preguntar por lo suyo y es cuando de nuevo ha vuelto a abrirse el fuego. Sucedió la pasada semana en Murcia. En un principio, y tal como se informó en los medios, ambos dirigentes acordaban repartir la firma para que uno se encacargarse de los asuntos puramente institucionales y otro de los deportivos permitiendo, incluso, que siguiera siendo Vizcaíno el presidente.

Todo parecía encauzado y acordado por ambas partes pero un día después de la conversación, es decir, el pasado jueves y ante notario, el presidente comunica por teléfono a Pina que no firmará el traspaso de la firma mancomunada por el que se le daba poder al murciano para poder firmar sin necesidad de consultar al presidente. Las relaciones se rompen por completo y desde el club –a petición de la parte de Pina– se manda un ‘globo sonda’ informando que la gestión deportiva queda bloqueada hasta nueva orden.

Se puede fichar

Han pasado los días y la situación sigue varada. Al Cádiz CF no llegan fichajes y el equipo de Cervera sigue estando cojo. La pregunta es lógica. ¿Por qué se dice que el Cádiz CF está bloqueado si Vizcaíno tiene la potestad de poder firmar sin necesidad de acuerdo con Pina? La respuesta desde el lado murciano es rotunda. Tanto Cordero como Pina han puesto encima de la mesa el nombre de seis jugadores (más alternativas a estos) con los que se ha llegado a un acuerdo a la espera de la firma del presdente. Sin embargo, en el caso de que Vizcaíno firme a estos y otros jugadores podría exponerse a penalizaciones (en forma de indemnizaciones) ya que se estaría saltando varios acuerdos del Pacto de Socios que en su día ambos firmaron para gestionar el Cádiz CF.