Los jugadores del Cádiz CF celebran el gol de Aitor en Zaragoza
Los jugadores del Cádiz CF celebran el gol de Aitor en Zaragoza

Cádiz CF

Cinco razones para creer en el Cádiz CF

Su competitividad, calidad y el ambiente que rodea, razones de sobra para creer que el conjunto cadista entrará en 'play off' y luchará por subir a Primera

Por  18:02 h.

A cuatro semanas para que concluya la temporada regular en La Liga 123, las espadas siguen en todo lo alto y el Cádiz CF está jornada tras jornada, aunque parezca que no por los empates, más cerca de asegurar su puesto de fase de ascenso esta campaña. Puesto que puede confirmar próximamente y que le mete de lleno en una pelea por subir a Primera División para la que está totalmente capacitado.

Pero, ¿por qué creer en este Cádiz CF? Álvaro Cervera era cuestionado por ello el pasado jueves en la previa del choque ante el Real Zaragoza. El técnico recordaba que este “equipo juega de memoria y sabe lo que tiene que hacer en cada momento”. Motivos puramente futbolísticos y que se están palpando jornada tras jornada con el juego del conjunto gaditano. Razones que seguramente no sean las únicas. Los jugadores han demostrado que son capaces de jugar una fase de ascenso y obrar la machada de retornar a la máxima categoría del fútbol español más de diez años después. ¿Por qué?

1. El equipo tiene fútbol

Razón primordial para creer en este Cádiz CF, la plantilla tiene calidad y quilates para jugar la fase de ascenso. Ya se ha perdido la cuenta de las jornadas consecutivas que el equipo de Cervera lleva inmerso en los puestos de fase de ascenso, lo que demuestra que el conjunto gaditano, gane o pierda, sigue arriba porque tiene mucho fútbol en sus botas y sabe a lo que juega.

Con un estilo muy definido, por más que los rivales saben las armas que tienen los jugadores de Cervera, pocos son los conjuntos que han podido o sabido contrarrestar el poderío amarillo. Jugadores como Ortuño y Álvaro García están tirando del carro, pero no son los únicos. Salvi, José Mari, Garrido, Aridane, Cifuentes y apariciones estelares de suplentes de lujo como Aitor muestran que se ha formado una plantilla de galones para competir en la categoría de plata.

2. Hambre de cotas importantes

La mayoría de jugadores anteriormente citados son jóvenes que quieren conseguir cotas importantes en su carrera. Un ascenso a Primera sería algo notable para la trayectoria de jugadores como Alvarito, Salvi, Garrido o el propio Cifuentes, que a pesar de su veteranía no sabe lo que es debutar en la máxima categoría.

Esta plantilla tiene mucho hambre pero también su entrenador. Para Álvaro Cervera sería un golpe en la mesa conseguir ascender dos temporadas consecutivas, a cual más difícil. Coger un equipo casi hundido en Segunda B y ponerlo en Primera en poco más de un año sería una hazaña al alcance de pocos entrenadores.

3. Competitividad

La clave, sin duda, de este Cádiz CF. Una competitividad feroz que pocos equipos de Segunda tienen. Al equipo cadista le costará ganar, como a la mayoría, en este tramo final de competición pero… ¿quién le gana al equipo de Cervera? Nueve derrotas en 38 encuentros son el primer dato que refuerza el nivel competitivo de un equipo que “nunca se va de los partidos”, como afirmaba Cervera tras empatar en Zaragoza.

Costará sumar los tres puntos, pero al menos uno logra en una recta final donde sumar es oro y este Cádiz CF no quiere caerse del carro de cabeza. Competitividad que también reafirman jugadores como Aitor. Pocos minutos para uno de los futbolistas más rentables de Cervera.

4. Mucha igualdad

Seis equipos para cuatro puestos y en esa igualdad el Cádiz CF puede sacar la cabeza. Nadie, excepto el Valladolid, está enganchando una racha de victorias consecutivas en las últimas jornadas. Todos fallan, todos, menos el Cádiz CF. Porque sumar un punto significa seguir arriba y que los demás no se acerquen demasiado a esa zona de privilegio. Los amarillos han sumado seis empates en las últimas jornadas y todavía tienen tres puntos de ventaja. Dentro de la igualdad, el Cádiz CF sigue muy vivo y sumando se acerca a la fase de ascenso cuando solo quedan 12 puntos en disputa.

5. La plantilla y el entorno creen

A todo lo anterior hay que añadir lo fundamental: el Cádiz CF cree en sí mismo. Los jugadores saben que pueden hacer el más difícil todavía, el cuerpo técnico también y la afición está a muerte con su equipo. La celebración del gol de Aitor en La Romareda reflejó la unión que hay dentro de un vestuario sumido en un reto exigente a la par que bonito. Nada es fácil, sin duda, y jugar una fase de ascenso a Primera es complicado, pero esta plantilla ya está preparada para lo que le echen, y por intentarlo no va a quedar seguro. La lucha no se negocia.