Dani Güiza en un entrenamiento
Dani Güiza en un entrenamiento

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Melilla: Confirmación o casualidad

El equipo amarillo prueba ante el Melilla su nivel verdadero tras el golpe en la mesa ante el líder Murcia

Por  20:15 h.
Cádiz CF
0
UD Melilla
0
Cádiz CF: Cifuentes, Juanjo, Aridane, Migue, Andrés Sánchez, Nana, Abel, Salvi, Lolo Plá, Jandro y Dani Güiza.
UD Melilla: Dani, Mahanan, Bolaños, Richi, Nando, Hamin, David Álvarez, Diakité, Chupe, Diego Gascón y Cubillas.
Árbitro: Pulido Santana (colegio canario).
Campo y Hora: Ramón de Carranza. 12 horas.

¿Realidad o espejismo? ¿Ser o no ser? He aquí la cuestión. El Cádiz CF de esta temporada, el mediocre que temía perder hasta el cuarto puesto y quedarse sin promoción de ascenso, vencía la pasada jornada al todopoderoso líder Murcia y con todo merecimiento. Son esos episodios que ofrece este deporte tan imprevisible, pero que a la afición al menos le ha hecho dudar. ¿Y si se puede?

El campeonato es una quimera. Son ocho puntos de distancia más otros rivales en disputa. Se luchará hasta que las matemáticas dicten sentencia, contando con que en el fútbol casi nada es imposible. Por detrás no aprietan demasiado y de momento la cuarta plaza no peligra. Así que la guerra del Cádiz CF en las once jornadas que restan para el final del curso regular tiene tanto de números como de sensaciones.

En cuanto al objetivo medible, el Cádiz CF tiene la posibilidad cercana de lograr la segunda plaza que concede cierta ventaja (mínima, eso sí) en la promoción. El UCAM Murcia está a siete puntos y queda el duelo de Carranza.

Pero el principal reto de este plantel es demostrar y demostrarse que en realidad está en condiciones de ascender a Segunda A, hecho insólito por lo visto en estas 27 jornadas ligueras. Después de la reestructuración acometida en verano, Claudio confía en que la revolución dé sus frutos en el momento decisivo de la campaña. El equipo ha ganado en veteranía y con ella debe aparecer el oficio que se vió en Murcia. Ya no necesita siquiera regularidad, pero sí ganar crédito y confianza, como ha conseguir el propio entrenador con la última actuación.

A pesar del decisivo triunfo en la Nueva Condomina, el míster valenciano no podrá repetir once este domingo frente al Melilla (12 horas), la constante de la temporada. Unas veces por capricho, otras por obligación. En esta ocasión manda lo segundo. La sanción a David Sánchez no se ha neutralizado en los despachos y deja un vacío enorme en el centro del campo, ampliado por la roja exprés a Mantecón.

Cambios en la medular

Abel y Nana se perfilan para estrenarse como pareja de baile, con el sevillano por delante para encontrar ese hueco donde se siente cómodo y el africano de ‘escoba’ para barrer toda pelota que aparezca por su zona. Existe una posibilidad para Alberto Quintana, pero el míster ya ha prescindido de él y el mediocentro tampoco brilla en el filial, por lo que el idilio atraviesa una severa crisis. Al menos aspira a la convocatoria.

La zaga del Cádiz CF, con el regreso de Andrés Sánchez (baja en Murcia por enfermedad), se mantiene firme. La línea más criticada de la plantilla continúa creciendo y con el liderazgo de Aridane se marca el objetivo de dejar la puerta a cero, pues ya son varias semanas sin conseguirlo. Los laterales se reencontrarán con su pasado más glorioso frente a la escuadra donde vivieron su mejor época.

En ataque son mayores las dudas, pues este Cádiz CF sigue sin consolidar la línea ofensiva, con movimientos continuos especialmente en la banda izquierda. Regresa Güiza, la estrella indiscutible del plantel, y se apoyará en Lolo Plá, que merece minutos ante las molestias de Fran Machado. Salvi representa la escasa regularidad de este conjunto gaditano, y en la zurda se abren las posibilidades para Jandro y Álvaro.

El Cádiz CF se mira a sí mismo, sin importar demasiado el adversario. Este mediodía pisa Carranza la UD Melilla, una escuadra con mayor peligro del que indica su delicada situación en la tabla clasificatoria. Es tercera por la cola pero con un partido menos (se suspendió el último ante el Linares por el fuerte viento), y ha mejorado su rendimiento con la llegada al banquillo de José Carlos Granero.

Un Melilla muy defensivo

Vienen en avión pero aparcarán el autobús en el estadio gaditano. Sí, es el titular fácil, como reconoce el míster, pero ilustrativo para indicar que el técnico ha fortalecido la filosofía defensiva con el principal objetivo de no encajar goles más que de anotarlos. Con cuatro bajas (Romero, Sergio Díaz, Manolo y David Vázquez), apostará por una defensa de cinco que le ha dado muy buen resultado desde su empate con el Murcia, más Diakité como pivote destructivo. El cuadro norteafricano es ahora más serio, lleva tres encuentros sin perder y acumula méritos para la permanencia.

Quien más y quien menos ha dado el susto en el coliseo amarillo y ha terminado arañando puntos, como La Hoya Lorca en su última visita. Pero este duelo ha de ser el principio de un póquer exitoso para el Cádiz CF, que se enfrenta a cuatro rivales que pelean por la permanencia: Melilla, San roque, Linares y Betis B.

Confianza recuperada

La hinchada aguarda, de nuevo ilusionada por la solvente victoria de Murcia. Ya demostró en los últimos minutos ante La Hoya que con poco que le dé su Cádiz CF le respaldará con fuerza. Además, está deseosa de encontrar la solución al enigma. Lo de la Condomina… Confirmación ¿o casualidad?