El ‘Cata’ Díaz es una de las grandes atracciones esta temporada en Segunda División.
El ‘Cata’ Díaz es una de las grandes atracciones esta temporada en Segunda División.

CÁDIZ CF

Análisis del Getafe: El sueño como exigencia

Esnáider, con fichajes como los del 'Cata' Díaz y Jorge Molina, tiene la misión ineludible de recuperar la categoría perdida 12 años después

Por  20:29 h.

La desgracia puede ser eterna pero la felicidad es efímera. El Getafe ha degustado una gloria inesperada durante más de una década y ahora purga sus penas en Segunda División con el temor de que el globo, con poco fuelle, termine desinflándose. La directiva azulona es consciente de que el descenso debe ser sólo un accidente, sin perpetuarse en el tiempo, porque la hemorragia proliferará con los fracasos.

El retorno es una obligación, una exigencia indiscutible amparada en uno de los presupuestos más altos de la categoría. La clave de bóveda sobre el que se cimenta el nuevo proyecto es precisamente el arquitecto, Juan Eduardo Esnáider. El argentino rescataba la ilusión a final de la pasada campaña pero le faltaron metros en la carrera para consumar el milagro en el sprint final. Técnico de fuerte carácter, aunque ahora redomado en comparación con su etapa de futbolista, ha participado en la confección de una plantilla que ha sufrido una revolución después del fiasco. Sólo repiten ocho jugadores y se han consumado 15 fichajes.

A Guaita, Yoda, Lacen o Cala se les han unido futbolistas de alto nivel como el Cata Díaz, veteranísimo general para la zaga, y Jorge Molina, con goles para propiciar ese regreso. Esnáider necesita tiempo para ensamblar todas las piezas pero es precisamente ese concepto el que no se estila en equipos con tantas urgencias. Tres empates en los tres primeros encuentros y la derrota copera en Alcorcón provoca que se escuchen las primeras críticas en el Coliseum Alfonso Pérez.

La portera

Ninguna duda bajo palos. Guaita repite este curso en el Getafe siendo uno de los pesos pesados del plantel. El exarquero del Valencia llegó a tener momentos de gloria en el conjunto ché merced a sus reflejos y su envergadura. Parte desde el banquillo Alberto García, que en las últimas temporadas ha sido suplente en el Sporting de Gijón.

La defensa

Un nombre sobresale por encima del resto. El ‘Cata’ Díaz ha cruzado de nuevo el charco, desde su Buenos Aires (Boca Juniors) a la capital de España, para aupar a su antiguo equipo y devolverlo a la lite. Con 37 años a sus espaldas poco se puede decir de un zaguero al que si le responde el físico asegura potencia, fuerza, músculo, carácter y experiencia. A su lado, otro compatriota, Nicolás Ezequiel Gorosito, que intenta hacerse un hueco en La Liga tras su paso por Eslovaquia. Damián Suárez ha jugado todos los minutos esta campaña en el lateral derecho, pues por ahora no tiene recambio, y Feltscher jugará en Carranza en lugar del lesionado Van der Bergh, que caía en el primer encuentro liguero en Anduva.

El centro del campo

El franco-argelino Mehdi Lacen acumula sobrada experiencia en Primera División y es el motor del Getafe en la medular. Recorrido y calidad, un volante mixto que no se arruga y es un lujo en una categoría que él no quería pisar. Paul Viorel Anton es su escudero en este momento si bien el exbético Portillo, llegado casi en el descuento del mercado de verano, busca su oportunidad.

Esnáider apuesta por el 4-2-3-1 clásico, si bien acumula muchos delanteros en ataque con libertad para moverse por distintas zonas. El malagueño Dani Pacheco suele aparecer por la izquierda, mientras que Castillón es una de las sorpresas en la parcela ofensiva. Yoda ha comenzado como suplente pese a la buena impresión dejada la pasada temporada.

La delantera

Mucha pólvora en ataque. El míster argentino maneja una de las mejores duplas ofensivas de la categoría, en el territorio donde se marcan las diferencias. El serbio Scepovic, como todo el grupo, no estuvo acertado el año anterior pero es una garantía. Y ahora se encuentra con la compañía-competencia de Jorge Molina, uno de los mejores artilleros de la última poca en Segunda. Ya se estrenó rescatando un punto en Reus la pasada jornada. En el banquillo espera su momento Kike Sola, ex de Osasuna y Athletic de Bilbao. Un enorme arsenal para soñar con un objetivo impepinable.