El Elche logró su última victoria de la temporada ante el Sevilla Atlético.
El Elche logró su última victoria de la temporada ante el Sevilla Atlético.

CÁDIZ CF

Análisis del Elche: Al borde del abismo en un curso para olvidar

La debilidad defensiva y las numerosas lesiones, principales inconvenientes de un grande atrapado en el pozo tras su caída libre

Por  18:00 h.

El Elche está a un paso de certificar una temporada negra, la del adiós a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) casi dos décadas después. Desde la temporada 98-99 no militaba el equipo franjiverde en Segunda B y ahora, si nada cambia, todo parece indicar que será su próximo hogar después de 16 cursos en la categoría de plata y dos más en Primera División. Ganar en Cádiz CF y al Oviedo en el Martínez Valero es la última bala que le queda a una escuadra aturdida y desorientada.

En una campaña marcada por la irregularidad, el Elche afronta el tramo decisivo de la temporada inmerso en una crisis galopante. Casi dos meses hace ya que no gana un partido en LaLiga 123 (fue el 9 de abril ante el Sevilla Atlético) y actualmente sólo es mejor que el Mirandés, colista y ya equipo de Segunda B. La zona de salvación está a tres puntos y sólo quedan seis en juego a estas alturas de la competición. Mal asunto.

De luchar por regresar a Primera, categoría ganada en el césped y perdida en los despachos, se ha pasado a rezar por evitar un descalabro de dimensiones incalculables que quién sabe si daría lugar al adiós de una entidad casi centenaria. Peor imposible.

Y en toda esta trayectoria, un cambio en el banquillo que no ha dado por ahora resultados. El otrora ‘inmortal’ Alberto Toril dijo adiós a principios de mayo. El técnico cordobés lo hizo dejando al Elche a un punto del descenso, situación que ha empeorado desde la llegada de Vicente Parras, técnico del filial y mano derecha en el pasado de Vicente Mir. A su lado, Luis Casas y Manuel Sempere.

Junto a Toril se marchó ‘Chuti’ Molina, responsable hasta entonces de la dirección deportiva y que, al menos a priori, había confeccionado una plantilla contrastada para alcanzar cotas mayores.

En resumidas cuentas, una temporada para el olvido en la que las numerosas (y en ocasiones duras) lesiones sufridas han supuesto un lastre considerable. El último ejemplo tiene lugar esta semana, pues ante el Cádiz CF se quedan sin jugar los lesionados Edu Albacar, Josete, Hugo Fraile, Matilla, Dorca y Pedro. A ellos se une Mandi (sin ficha), mientras que Armando arrastraba una lesión en el sóleo y sí se ha recuperado. Tocará tirar de nuevo del filial en una lista de 20 futbolistas.

La portería

Con Toril y con Parras, Juan Carlos es el guardián de la meta franjiverde en una temporada muy complicada. El cancerbero alcarreño llegó el pasado verano al Martínez Valero tras dos años en Primera con Córdoba y Rayo (se forjó en su cantera), conjuntos con los que no pudo evitar el descenso a la categoría de plata. Ahora, si nada lo impide, puede vivir su tercer descenso consecutivo.

A la espera se encuentra el joven Germán. Ilicitano de nacimiento, este joven portero de gran estatura ha llegado este verano al club de su localidad natal tras pasar por Espanyol, Racing de Santander y Girona. Una opción de futuro que hasta la fecha sólo ha jugado un partido en la Liga y dos de la Copa del Rey.

La defensa

Si hay un jugador con galones en la zaga ilicitana es Sergio Pelegrín, que regresa este domingo tras cumplir su encuentro de sanción ante el Reus. A sus 38 años aporta veteranía desde el centro de la retaguardia, aunque el curso no está siendo nada sencillo para el segundo equipo más goleado de LaLiga 123 (59 goles) tras el Mirandés (64 dianas). La debilidad defensiva es alarmante. A priori, el venezolano Túñez (ex Celta y cedido hasta final de temporada) apunta al eje de la defensa. Eso sí, con el canterano José Ángel (opción para el doble pivote) a la espera de su oportunidad.

Así será porque el excadista Josete, canterano franjiverde, se perderá el resto de la temporada al sufrir una rotura miotendinosa en el recto anterior del muslo derecho. Estará de seis a ocho semanas de baja. En cambio, Armando sí llega a tiempo.

En cuanto a los laterales, Rober Correa, otro futbolista formado en la cantera perica que está cedido esta temporada, es titular en el flanco derecho. En la primera vuelta sólo pudo jugar 24 minutos ante el Cádiz CF al ser expulsado. Su recambio es Luis Pérez, otro valor utrerano. Rápido y activo, el sevillano dejó de entrar en el once hace varias semanas.

En el lateral izquierdo eran evidentes los galones de Edu Albacar, pero estará cinco meses ausente al ser operado de la rodilla. Otra pieza que se cae. Y ésta es muy importante aunque cuente con 37 años, ya que es toda una institución en el Elche y su golpeo a balón parado siempre ha sido destacado. Pese a ello no quiere colgar aún las botas. Con Noblejas ya fuera del club, el vizcaíno Iriondo se convierte en el recambio para el tramo final de la Liga. Formado en Lezama, su participación ha ido en aumento con el paso de las jornadas por las exigencias del guion.

El centro del campo

‘Chuti’ Molina puso a disposición de Toril un centro del campo de notables garantías este verano. Sin embargo, las lesiones y la falta de rendimiento han pasado factura. Batacazo considerable.

Para el mediocentro fichó a dos jugadores con nombre y tablas en la categoría: Dorca y Matilla. El primero era indiscutible hasta que se lesionó. El Elche se ha quedado muy mermado con su baja, pues era clave en la medular debido a la consistencia que aportaba. Asimismo, el segundo está en la recta final de su recuperación después de la grave lesión de rodilla que sufrió en diciembre. No ha podido demostrar lo que apuntaba en Villarreal y confirmó en Murcia. Y eso que estaba dejando buenas sensaciones hasta su inoportuno percance. En esta lista de baja se une Mandi, lesionado de gravedad en la segunda jornada y sin ficha desde entonces. Los dos últimos tienen ofertas de renovación sobre la mesa.

Las alternativas a tanta lesión son José Ángel, Álex Fernández y Fabián, los dos últimos más jóvenes y con un talante más ofensivo. El primero, hermano del madridista Nacho, ha sido alineado con frecuencia y ha marcado tres goles. Llegó como último refuerzo del verano para ocupar la ficha de Mandi. No ha terminado de explotar porque no suele llegar con fuerza al final de los encuentros. El segundo, palaciego y cedido por el Betis, llegó en enero como la joven promesa zurda de la cantera heliopolitana al no tener minutos en Primera. Tampoco ha terminado de despegar.

Otra opción es retrasar al ovetense Pelayo, de perfil más ofensivo y autor de uno de los goles franjiverdes ante el Cádiz CF en el Martínez Valero.

En las bandas, Pablo Hervías es uno de los referentes ofensivos del equipo. El futbolista cedido por la Real Sociedad aporta desborde y verticalidad, y, pese a todo, está dejando buenas sensaciones. Con Hugo Fraile en el dique seco debido a una fractura en un dedo del pie, Vicente Parras no tiene demasiado problema en esta demarcación.

Los grandes quebraderos de cabeza están en la banda izquierda. Lesionado Pedro (esguince de rodilla), Borja Valle es indiscutible en esa posición. Llegó en el mercado de invierno cedido desde el Deportivo y aporta un salto de calidad. Cuatro goles ha marcado desde su llegada.

Liberto y Eldin también van citados. El canterano Caballero y Leomar apenas han tenido minutos. Participación testimonial.

La delantera

La ausencia de Sergio León ha pasado factura. La perla del Elche que dio el salto a Primera el pasado verano cuando Osasuna llamó a su puerta y ahora se acaba de confirmar su vuelta al Betis. Su adiós era muy difícil de cubrir. Tanto que ni el incombustible Nino ha logrado paliar su marcha. A sus 36 años, el pequeño e intuitivo atacante regresó al Martínez Valero y ha superado la decena de goles. Su sequía la ha sufrido el Elche. Lleva casi dos meses sin marcar y el equipo ilicitano lo nota en demasía. Se trata de un auténtico ratón de área que siempre está en el lugar exacto.

Mucho más discreto ha sido el papel de Guillermo. El delantero se desvinculó del Athletic y recaló en Elche. Ya sabe lo que es ascender a Primera con el Leganés, pero ha marcado menos de la mitad de goles que Nino. Llega a tiempo para la cita en la capital gaditana.

Malonga (fichaje invernal) y Sory Kaba (subió desde el filial) dan aire fresco a la punta de lanza. El segundo fue el autor del gol ante el Reus la semana pasada.