Alberto Cifuentes volvió a tener un gran papel el pasado domingo.
Alberto Cifuentes volvió a tener un gran papel el pasado domingo.

CÁDIZ CF

Alberto Cifuentes, el primer portero nominado al ‘Balón de Oro’ de Castilla-La Mancha

El portero del Cádiz CF se juega el cetro con David Rodríguez (Alcorcón) y José Arnáiz (Valladolid)

Por  19:01 h.

Alberto Cifuentes (Albacete, 29 de mayo de 1979) está firmando una temporada realmente espectacular. El portero del ascenso a Segunda se ha consolidado en el arco del Cádiz CF, por delante de Jesús Fernández (canterano del Real Madrid y ex del Granada) y se ha ganado la confianza de Álvaro Cervera merced a su solidez, experiencia, capacidad de mando y varias intervenciones salvadoras con las que ha ganado incluso dos premios a las mejores paradas de la jornada y del mes.

Ahora, tiene la oportunidad de recoger un reconocimiento más. Se trata del IV Balón de Castilla-La Mancha, un galardón que se considera el Balón de Oro de esta comunidad. Cifuentes es el primer portero en la historia de este trofeo que ha sido nominado en esta última fase, y se disputará el cetro con los goleadores David Rodríguez (Alcorcón) y José Arnáiz.

El jurado del premio, que entrega Castilla-La Mancha Media, está compuesto por reconocidos periodistas nacionales como Paco Grande (TVE); Juanma de la Casa y Sergio Sánchez (Movistar +), Isaac Fouto (COPE) o Héctor Ruiz (Gol TV). 

También existe un premio para los futbolistas que juegan en Segunda B, y destaca la nominación del ex del Cádiz CF Lolo Plá, ahora en el CD Toledo y quien consiguiera el ascenso a Segunda el pasado año con el propio Cifuentes.

El guardameta se encuentra en el mejor momento de su dilatada carrera. Ha encontrado la estabilidad en la Tacita de plata y con 37 años tiene ese punto de madurez para ser uno de los líderes del vestuario cadista. Aún no ha firmado su renovación con el conjunto amarillo, pero es probable que su futuro continúe ligado una temporada más a la entidad del Ramón de Carranza. Hacía tiempo que el cuadro gaditano no tenía un cancerbero que infundiera tanta seguridad, como así reconoce la propia afición.