Momento en el que Ais Reig expulsa a Santamaría en Anduva.
Momento en el que Ais Reig expulsa a Santamaría en Anduva.

CÁDIZ CF

El temido Ais Reig arbitrará el Cádiz CF-Nástic

Los cadistas sufrieron el acoso y derribo del colegiado alicantino en Miranda de Ebro en la tercera jornada

Por  12:59 h.

Aún no se ha disputado el Alcorcón-Cádiz CF, cita en la que Sagués Oscoz será el colegiado este domingo, cuando Ais Reig vuelve a entrar en escena. El colegiado alicantino, tan protestado por el cadismo desde su actuación en la tercera jornada liguera en Anduva durante el Mirandés-Cádiz CF, volverá a cruzarse en el camino de los amarillos. Será la próxima jornada ante el Nástic en el Carranza: domingo 7 de mayo a las seis de la tarde.

La polémica viene cuando en Anduva todo transcurría con normalidad hasta el minuto 29 de juego. El Cádiz CF firmaba una excelente actuación ese 3 de septiembre y se ponía por delante con los tantos de Ortuño y Salvi. Además, controlaba perfectamente a su adversario, ya consolidado en la categoría. Pero entonces la cosa se torció. Ais Reig expulsó a Gorka Santamaría (luego Competición le llevó la contraria y le quitó la amarilla), pitó un penalti muy discutido de Garrido y volvió loco a un Cádiz CF que ganaba 0-2 al Mirandés y que acabó perdiendo 3-2 por este arbitraje tan parcial y casero.

Por si fuera poco, Saúl Ais Reig arbitró poco después el Cádiz CF-Huesca de la jornada 13. Esa tarde de principios de noviembre volvió a señalar un penalti inexistente por manos de Aridane que Cifuentes luego tuvo que detener tras el lanzamiento de Alexander González. Al final, el Cádiz CF se impuso 1-0 con gol de Ortuño. Antes se había llevado una pitada monumental el alicantino.

Por si fuera poco, en el pasado Ais Reig estuvo presente en el triste partido de ‘play off’ de ascenso a Segunda que el Cádiz CF jugó en San Mamés ante el Bilbao Athletic. Fue hace dos temporadas y aquel día el Cádiz CF perdió después de un desastroso encuentro. En la vuelta se consumó el ascenso de los vizcaínos. El equipo cadista, entonces entrenado por Claudio, tuvo que esperar un año para ascender, ya con Álvaro Cervera en el banquillo.