DE ESTRENO. La Guardia Civil vigilaba ayer la entrada de vehículos por la A-48. / ÓSCAR CHAMORRO
Temas

Los 21 kilómetros de autovía entre Conil y Chiclana abren tras 10 años de retrasos

Los 21 kilómetros de carretera se abren al tráfico tras casi una década de retrasos

Actualizado:

A las 13.18 horas de ayer quedaba definitivamente abierta al tránsito de vehículos la A-48 en su tramo entre Chiclana y Conil, casi 21 kilómetros que discurren entre el final de la variante de Chiclana, hasta el enlace de La Muela, perteneciente al tramo de Conil-Vejer que finalizará en el mes de octubre. Todo ello ocurre después de más de diez años de retrasos continuados que, aún así, se siguen prolongando en esta carretera que tiene como punto de finalización Algeciras.

Con más de dos horas sobre el horario previsto los operarios de la obra y la Guardia Civil se encargaban de cortar el tráfico durante varios minutos para redistribuir a quienes circulaban por la N-340. Así, un Ford Fiesta verde fue el primero en pisar el nuevo asfalto flanqueado por una gran cantidad de coches y camiones que hacían sonar sus cláxones en señal de alegría por un estreno que vienen esperando desde hace mucho tiempo ya que cada día han tenido que soportar las interminables caravanas.

En total, han sido 20.700 kilómetros los abiertos, dejando para octubre algo más de seis kilómetros que completan esta autovía hasta Vejer, los cuales también estaban previstos que se inauguraran ayer, aunque problemas en el firme de la vía han aconsejado su reposición y aplazamiento hasta final de verano.

Estas obras se contemplan en el convenio sustentado por el Ministerio de Fomento y la Junta de Andalucía en relación a la financiación y ejecución de estos trabajos en el Corredor Bahía de Cádiz-Bahía de Algeciras, suscrito el 10 de marzo de 2003 por el gobierno de José María Aznar, que dejaba sin efectos los firmados el 15 de enero de 1994 y 12 de diciembre de 1995, tiempos en los que gobernaron los socialistas.

60 millones de inversión

Esta construcción, que ha supuesto una inversión de 60 millones de euros, ha sido cofinanciada con fondos europeos, y se ha llevado a cabo por la UTE formada por Rus-Copisa. Al presupuesto vigente, 54.119.196 euros, donde vienen incluído Medidas Ambientales por un importe de tres millones, hay que añadirle los cuatro destinados a expropiaciones.

La apertura de este tramo, que en un principio se pensaba hacer la próxima semana, se ha adelantado unos días para permitir a quienes comienzan sus vacaciones el próximo viernes una llegada tranquila a las playas de Chiclana, Conil y Vejer, y no tener que soportar las enormes caravanas que se formaban tanto al principio como al final de cada quincena de julio, agosto y septiembre.

Con todo ello, durante el nuevo recorrido, la autovía dispone de varias salidas que se conectan directamente con el acceso a las zonas de playas que había con la antigua N-340, que seguirá funcionando como vía de servicio. Así, quienes deseen dirigirse hasta La Barrosa, el Novo Sancti Petri o la Loma del Puerco podrán hacerlo por una salida que finaliza frente al complejo urbanístico San Andrés Golf y que conecta la N-340 con la carretera de la Loma, algo similar a lo que ocurre en el caso de dirigirse a Conil o El Palmar. En ambas situaciones se han habilitado dos rotondas para evitar un colapso en los cruces.

Este colapso ya se originó minutos después de la apertura de la nueva autovía en la carretera de Las Lagunas, una de las vías de salida de Chiclana, ya que la instalación de una señal de stop, dando preferencia a quienes transcurren por la N-340 en dirección a Cádiz sobre los que lo hacen desde la Rana Verde, provocó largas colas.

A pesar de ello, y según ha confirmado el propio Ayuntamiento de Chiclana, está previsto que en la mayor brevedad posible se instale una rotonda similar a la de los otros cruces.