Carlota Casiraghi y Alessandro Michele, director creativo de Gucci, en el Festival de Cannes
Carlota Casiraghi y Alessandro Michele, director creativo de Gucci, en el Festival de Cannes - reuters

Carlota Casiraghi coquetea con hacer carrera en el cine

La nieta de Grace Kelly y Rainiero de Mónaco ha retomado su agenda profesional

Actualizado:

Carlota Casiraghi de Mónaco coquetea con hacer carrera en el mundo encantado que dio celebridad a su abuela, el cine. Grace Kelly, la princesa Grace, tras su matrimonio con el príncipe Rainiero, el difunto abuelo de Carlota, fue la heroína de legendarias películas de sir Alfred Hitchcock.

Carlota, la hija mayor de la princesa Carolina y Stefano Casiraghi -empresario italiano fallecido prematuramente en un accidente deportivo- fundó hace dos años una productora de cine, «Swoon Productions», poco antes o poco después de comenzar su inconclusa historia de amor con Gad Elmaleh -actor y humorista judío franco-marroquí, con una incipiente carrera cinematográfica-, padre de su hijo Raphaël (2013).

Tras dos años de vida familiar más o menos «intensa», Carlota ha retomado sus proyectos personales y profesionales. Estuvo recientemente en Hollywood, ha estado en el Festival de Cannes -con motivo de la presentación de la versión restaurada de «Rocco y sus hermanos», la obra maestra de Lucino Visconti-, y ha dejado caer, en Vogue (edición italiana), que tiene proyectos relacionados con el cine.

Grace Kelly, su abuela, hizo una gran carrera como actriz, piadosamente enterrada para convertirse en princesa de Mónaco, el feudo de los Grimaldi, desde hace varios siglos. Carlota pudiera hacer carrera como productora de cine, sin abandonar completamente los fastos principescos de su familia.

De entrada, «Swoon Productions» ha comenzado a trabajar en sectores muy rentables: producción de vídeos publicitarios de perfumes y esencias de lujo; producción de vídeos «culturales» relacionados con la vida artística de Mónaco / Monte Carlo.

Se trata de dos sectores de producción audiovisual ultra rentables. La promoción y venta de perfumes, con la doble marca de Mónaco y los grandes perfumistas franceses, permite ganar mucho dinero con una inversión mínima. La realización de vídeos y cortos cinematográficos relacionados con la vida artística y cultural de Mónaco tiene ventajas excepcionales: controlar la imagen del pequeño reino familiar, promover la gran industria local, con unos gastos muy reducidos y una rentabilidad excepcional.

Los proyectos cinematográficos de Carlota Casiraghi van mucho más allá. El padre de su hijo, Gad Elmaleh, no solo es un buen actor y humorista. También es un avispado hombre de negocios, interesado en la producción de vídeos y películas no solo culturales y publicitarias.

La sede social de la productora de Carlota se encuentra en Mónaco, pero ha comenzado a «deslocalizar» una pequeña y discreta sede parisina. En Hollywood y Cannes, la sobrina del príncipe Alberto, ha confirmado viejos y nuevos contactos. Si Carlota estuviese dispuesta a trabajar como actriz, encontraría pronto muchas proposiciones, de la más diversa naturaleza.

Nada se descarta. Es legendaria la pasión por el «coqueteo» de las grandes familias de mariposas de la Costa Azul. Piano, piano, con guante de seda y mano de hierro, Carlota Casiraghi continúa construyendo las piezas del «puzzle» cinematográfico de su propia productora.