El expresidente Artur Mas, durante la entrevista en Catalunya Ràdio
El expresidente Artur Mas, durante la entrevista en Catalunya Ràdio - ABC

Artur Mas no descarta volver a ser candidato a la presidencia de la Generalitat

La fuga de Puigdemont y los malos resultados de los neoconvergentes abren especulaciones alrededor del expresidente

BacelonaActualizado:

¿Volverá Artur Mas a ser candidato a la presidencia de la Generalitat? Esta pregunta ronda de forma intermitente los círculos políticos de Barcelona desde hace meses. El expresidente de la Generalitat está inhabilitado por la consulta del 9-N hasta febrero de 2020 pero los malos resultados cosechados por el PDECat en los últimos comicios y la fuga de Puigdemont abren un escenario de retorno con el que especula incluso el propio interesado.

«No me he cerrado nunca con un no rotundo, pero en condiciones mínimamente normales mi rol no es volverme a presentar a unas elecciones al Parlament. La balanza está más inclinada por el no que por el sí». Artur Mas no confirma, pero deja todas las puertas abiertas, consciente de que la antigua Convergència tiene un banquillo diezmado por las purgas de Puigdemont, la deserción de los perfiles «moderados», las fugas de la Justicia y el juicio al «procés».

En una entrevista con Catalunya Ràdio, Mas no ha descartado este viernes volver a ser candidato en unas elecciones catalanas una vez termine su inhabilitación. Según Mas, si le preguntan si tiene ganas de volver a presentarse, la respuesta es no, pero deja claro que si le preguntan por si ahora lo descarta, no puede ni quiere hacerlo. «En unos meses podré. Se trata de saber si querré. Y si quiero, se trata de saber si es posible. Si la respuesta es ahora, es no».

Torra, amortizado

Artur Mas representa un perfil «convergente» con un aura aparentemente más moderada que la de sus sucesores en el cargo Carles Puigdemont y Quim Torra. No en vano, (prácticamente) todo el mundo neoconvergente da por amortizado al presidente que designó Puigdemont. Asimismo, pocos confían en un eventual retorno del exalcalde de Gerona, quien ya prometió que sería investido en Barcelona durante la campaña para las elecciones 2017.