Unos estudiantes se informan en el expositor del Ejército, en el Salón de la Enseñanza que ha abierto hoy sus puertas en la Fira de Barcelona
Unos estudiantes se informan en el expositor del Ejército, en el Salón de la Enseñanza que ha abierto hoy sus puertas en la Fira de Barcelona - EFE

Medio centenar de activistas protestan por la presencia del Ejército en el Salón Enseñanza de Barcelona

Los manifestantes portaban pancartas con los lemas como «Fuera el ejército de la escuela» o «Las armas no educan, las armas matan»

BARCELONAActualizado:

Una cincuentena de miembros de la plataforma «Desmilitarizemos la Educación» han mostrado su rechazo a la presencia del Ejército en el Salón de la Enseñanza, que ha abierto hoy sus puertas en Barcelona, con una protesta ante el estand que el Ministerio del Defensa tiene en certamen.

Los activistas portaban pancartas para mostrar su rechazo al ejército en el salón con los lemas como «Fuera el ejército de la escuela», «Las armas no educan, las armas matan», y gritando consignas como «Que la educación sea nuestra mejor arma» y «En este salón hay un estand manchado de sangre».

Tras acercarse al expositor del Ministerio de Defensa coreando estas y otras consignas, los protestantes han leído un manifiesto en el que afirman su voluntad de «defender» una educación basada en el fomento de «la cultura, la paz, el dialogo y el antimilitarismo».

El portavoz de la campaña para desmilitarizar los espacios educativos de la presencia del ejército, Jordi Muñoz, ha denunciado la «impunidad» con la que Fira de Barcelona actúa, al posibilitar la presencia del Ejército en el Salón cuando el Parlament aprobó en 2016 una moción a favor de eliminar la presencia de las Fuerzas Armadas en los espacios educativos.

«Desobedeceremos la intención de la ministra de la Guerra María Dolores de Cospedal y del llamado ministro de Educación Íñigo Méndez de Vigo de llevar los valores del Ejército a la escuela», ha agregado Muñoz.