Fernando Rey, en el centro, durante la presentación del informe
Fernando Rey, en el centro, durante la presentación del informe - F. HERAS
EDUCACIÓNi

Ocho de cada cien escolares de la Comunidad hacen apuestas online

Descienden los casos de acoso en los centros educativos pero aumentan las faltas de respeto

VALLADOLIDActualizado:

Los «usos desviados» de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) se han convertido ya en un problema para los escolares de la Comunidad ya que aunque su alcance va más allá del propio centro educativo, sus consecuencias afectan a todos los ámbitos del menor. Por eso, hace tiempo que han saltado todas las alarmas y los datos no hacen sino corroborar un riesgo que va en aumento. Así ha quedado demostrado con un estudio realizado a instancias de la Consejería de Educación -el primero que por su alcance y dimensión se realiza en España- realizado por el Centro Crimina de la Universidad Miguel Hernández de Elche, según el cual ocho de cada cien alumnos de Castilla y León realizan apuestas online de forma continuada, cifra que se rebaja a menos del 2% cuando se trata de chicas. Las apuestas deportivas, de fútbol fundamentalmente, tiene mucho que ver con esta situación. Además, un diez por ciento de los menores han sido víctimas de fraude en compras por internet en el último año.

Según el citado informe, para el que durante el pasado curso se han realizado encuestas entre 7.282 estudiantes y 800 profesores, 30 de cada cien alumnos reconoce haber sido víctima de actos de ciberacoso sexual en los que la conducta más prevalente es la recepción de mensajes obscenos. Pero es que, además, cuatro de cada diez escolares asegura haber contactado con desconocidos a través de internet en el último año. Las redes sociales son el instrumento más utilizado, seguido por la mensajería instantánea (whatsapp) y los juegos online. Las mujeres son las que más sufren este tipo de acoso, en el 65 por ciento de los casos (tres de cada cuatro en los cursos de 1º y 2º de la ESO).

Control sobre la pareja

También resulta especialmente llamativo que entre un 12 y un 14 por ciento de los escolares esté controlado por su pareja, sobre todo a través de los contactos de las redes sociales.

Por otra parte, el 35% de los alumnos hasta 1º de la ESO ha sido víctima de ciberataques sociales , una cifra que se incrementa hasta el 53 en el caso de los alumnos de cursos superiores. El ciberbullyng también está detectado, de forma que llega a diez de cada cien menores.

El consejero de Educación, Fernando Rey, que presidió ayer la reunión del Observatorio de Castilla y León en la sección de convivencia escolar, reconoció que los datos sobre los malos usos de las TIC «son inquietantes y algunos intolerables» y anunció la elaboración en su departamento de un protocolo para los centros educativos que aporte pautas sobre la forma de actuar ante estas situaciones. Reconoció, no obstante, que «muchas de las soluciones son a otros niveles» y se escapan de los colegios. «Hay que exigir al Estado mayores controles y garantías de vigilancia», señaló el consejero y lamentó que «el Ministerio esté más ocupado en hostigar a los centros concertados o a las clases de religión que en estas amenazas que son un problema grave».

Por otra parte, ayer se dio a conocer el informe de convivencia escolar correspondiente al pasado curso, según el cual han descendido ligeramente los casos de posible acoso, que han pasado de 412 en el curso 16-17 a 400 en el 17-18, si bien la reducción ha sido mayor en los confirmados, con 41, seis menos que en el ejercicio anterior. Sin embargo, donde las cosas parece que van a peor es en la llamada «microviolencia», ya que, según explicó Fernando Rey, «las faltas de respeto son muy abundantes, han crecido» algo que, en definitiva, lastra la calidad de la enseñanza. También preocupan, según el consejero, los alumnos reincidentes en sus malas conductas, lo que llevó a la Consejería a poner en marcha el pasado curso un proyecto piloto en nueve centros de la Comunidad para desarrollar prácticas restaurativas. Para este curso se han incorporado a la iniciativa otros 18 colegios.