Superar el miedo a conducir tras un accidente

Subirse al coche y poner en marcha los malos recuerdos. Sentir ansiedad y pánico al ponerse al...

Actualizado:

Subirse al coche y poner en marcha los malos recuerdos. Sentir ansiedad y pánico al ponerse al volante. Son los síntomas de la amaxofobia, el miedo a conducir. Un problema que, entre otros, pueden padecer quienes han sufrido un accidente de tráfico. Para combatirlo un curso pone en situaciones límite a estos conductores que, por ejemplo, pueden sentir angustia a la hora de adelantar en una autovía. Aprenden a reconducir las dificultades y, a base de intentos, avanzan hasta superar su fobia sin que el miedo sea un obstáculo.-Redacción-