Sede de Vodafone en Madrid
Sede de Vodafone en Madrid - REUTERS

Vodafone comienza a cobrar 2,5 euros por algunas llamadas a su servicio de atención al cliente

La compañía aplica un recargo por la resolución telefónica de gestiones que se pueden realizan de forma gratuita a través de otros canales

MADRIDActualizado:

Vodafone ha comenzado a cobrar 2,5 euros a sus clientes por realizar algunas gestiones a través de su servicio de atención telefónica, como solicitar los códigos PIN o PUK o modificar las condiciones del contrato, con el fin de fomentar que estas acciones se lleven a cabo a través de otros canales como la aplicación móvil o la página web.

Fuentes de la compañía han explicado que todas las gestiones que se han comenzado a cobrar siempre es posible realizarlas a través de otros canales que son "completamente gratuitos" como la aplicación 'Mi Vodafone' o el servicio de reconocimiento de voz.

En este sentido, inciden que las gestiones telefónicas a través del número 123 que han pasado a ser de pago representan tan solo el 1,6% de las llamadas de particulares que recibe el servicio de atención al cliente de la operadora.

Con esta decisión, la compañía busca fomentar que sus clientes utilicen otros canales distintos al telefónico para realizar sus gestiones, ya que ofrecen más facilidades tanto al usuario como a la empresa y cada vez son más usados por sus abonados.

Entras las gestiones que pasarán a ser de pago en los servicios de atención telefónica se encuentran las solicitudes de los números PIN o PUK, la petición de un duplicado de factura, la modificación del contrato o un cambio de cuenta bancaria.

El cobro se produce en los casos de atención personalizada por un operario. "Siempre se avisa al cliente que tiene una opción gratuita para realizar el trámite", han concretado.

La compañía afirma que esta nueva política tarifaria de atención al cliente no se traducirá en una posible reducción de su plantilla de teleoperadores ante un escenario de posible menor demanda de llamadas de atención presencial por el cobro del servicio.