El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz (d), junto al presidente de Navantia, José Manuel Revuelta (2d); al embajador de Corea, Park Hee-Kwon (c); el presidente de DSEC, Man-Soo Kim (2i), y el del Grupo Ibaizábal, Alejandro Aznar (i), en los astilleros de Navantia planta de Puerto Real (Cádiz), donde se ha iniciado hoy, con una alianza con la empresa coreana DSEC
El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz (d), junto al presidente de Navantia, José Manuel Revuelta (2d); al embajador de Corea, Park Hee-Kwon (c); el presidente de DSEC, Man-Soo Kim (2i), y el del Grupo Ibaizábal, Alejandro Aznar (i), en los astilleros de Navantia planta de Puerto Real (Cádiz), donde se ha iniciado hoy, con una alianza con la empresa coreana DSEC - EFE

Navantia regresa a la construcción de petroleros casi veinte años después

El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, ha destacado que el inicio de la construcción de estos petroleros es una fecha histórica para la compañía y para la industria española

EFE
Puerto Real (Cádiz)Actualizado:

Los astilleros de Navantia han iniciado hoy en la planta de Puerto Real (Cádiz) la construcción del primero de los cuatro petroleros Suezmax que les han sido encargados, un tipo de buque que la compañía española, especializada en la construcción militar, no fabricaba desde hacía casi 20 años.

El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, ha destacado que el inicio de la construcción de estos petroleros es una fecha histórica para la compañía y para la industria española, pues los astilleros públicos aspiran con ello a "volver a ser referentes mundiales de la construcción naval civil".

Revuelta ha asistido hoy en el astillero de Puerto Real al corte de la primera chapa del primero de los cuatro petroleros que ha contratado la naviera del Grupo Ibaizábal, y que podrían ampliarse hasta seis buques.

Para la construcción de estos primeros cuatro petroleros, Navantia estrena una alianza con la empresa coreana DSEC, división de ingeniería del astillero coreano Daewoo, que aporta todo el diseño y su cadena logística y de suministros, y su experiencia en la construcción de este tipo de buques, lo que, según el presidente de Navantia, evitará riesgos asociados al inicio de un nuevo proyecto.

Los barcos se construirán fundamentalmente en el astillero de Puerto Real, aunque algunos bloques se harán en Ferrol.

725.000 horas de trabajo

La construcción de cada barco supondrá unas 725.000 horas de trabajo, es decir que para los cuatro primeros el volumen de mano de obra será de unos 3 millones de horas de trabajo para los astilleros de Navantia en la Bahía de Cádiz y en la Ría de Ferrol y las empresas auxiliares.

La operación, según las cifras de Navantia, generará empleo directo, indirecto e inducido para más de 3.100 personas, y más de 1.600 serían empleos inducidos.

Los dos primeros barcos se incorporarán a la flota de Cepsa, dentro del acuerdo que la petrolera ha firmado con Ibaizábal para renovar su flota con buques que incorporen las tecnologías más avanzadas en aspectos como la eficiencia energética como de transporte de carga y seguridad.

El presidente ha subrayado la importancia de que Navantia vuelva con este contrato a construir petroleros y ha señalado que este es un «ejemplo claro» de la diversificación que buscan los astilleros públicos, que hasta hace poco tenían limitada su producción a los buques militares, y que incluye también sus trabajos para las plantas eólicas marinas o la reparación de cruceros.

Transformación de Navantia

Revuelta ha subrayado que los esfuerzos de transformación de Navantia realizados en los últimos años han logrado "revertir la situación" de la carga de trabajo en estos astilleros, por lo que vuelve a ser "motor del crecimiento económico" en Cádiz y en el conjunto de España.

Para el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, el comienzo de la construcción de estos petroleros y de un Buque de Acción Marítima supone una "semana histórica" para los astilleros, que viven "una revolución a futuro".

El embajador de Corea, Park Hee-Kwon, que ha asistido al acto junto con el presidente de DSEC, Man-Soo Kim, y el del Grupo Ibaizábal, Alejandro Aznar, entre otros cargos, ha subrayado la "excelente oportunidad" que este contrato supone para consolidar la colaboración industrial y empresarial entre ambos países porque "tenemos mucho que aprender el uno del otro".

Los petroleros Suezmax se denominan así porque sus dimensiones, con 274 metros de eslora, les permiten navegar por el Canal de Suez. El primer barco se entregará a finales del próximo año.