Funcas baja una décima su previsión de crecimiento en 2016, al 2,7% del PIB, por la incertidumbre

La Fundación de Cajas de Ahorro calcula que se crearán 794.000 puestos de trabajo entre este año y el que viene

EFE
MADRIDActualizado:

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) ha rebajado una décima la previsión de crecimiento de la economía española en 2016, que sitúa ahora en el 2,7%, por el menor crecimiento de la economía mundial, al que se suma "la incertidumbre política interna", circunstancias que neutralizarán el impacto positivo de la caída del precio del petróleo. La Fundación de las Cajas de Ahorros ha publicado además por primera vez sus previsiones para 2017, año en el que creen que la economía crecerá un 2,3%.

En cuanto al empleo, Funcas calcula que entre ambos ejercicios se crearán 794.000 puestos de trabajo y la tasa de paro bajará al 19,9% en 2016 y al 18,2% en 2017. Además, el déficit de las Administraciones Públicas se reducirá hasta el 4% del PIB en 2016 y al 2,9% en 2017. En porcentaje, el empleo crecerá un 2,4% este año y un 2% el año próximo.

La fundación opina que el menor crecimiento de la economía mundial y la incertidumbre global que ha generado tensiones en los mercados en los dos primeros meses del año compensarán la caída del precio del petróleo, circunstancia que por sí sola podría haber conducido a una revisión al alza de las estimaciones.

En el caso español se suma la incertidumbre política interna debido a las dificultades para formar gobierno tras la últimas elecciones generales, por lo que la economía española crecerá a su juicio una décima menos de lo previsto anteriormente, hasta el 2,7 %.

Para Funcas, los factores negativos impactarán sobre todo en los tres primeros trimestres, en los que tendrá lugar una desaceleración del crecimiento tras haber registrado un incremento del 0,65% en el primero, según apuntan los datos disponibles hasta ahora.

Aunque las tasas intertrimestrales se recuperarán en 2017 a medida que se supere la incertidumbre global, el crecimiento medio anual del PIB será del 2,3%, cuatro décimas inferior al de este año.

El descenso del precio del petróleo, la creación de empleo y la rebaja del IRPF animarán el consumo privado, de nuevo uno de los motores de la economía con un crecimiento del 3,3% en 2016 y una desaceleración hasta el 2,6% en 2017 por el agotamiento de esos factores y el previsible repunte del crudo.

Los objetivos de reducción de déficit apuntan a una ralentización del consumo público en ambos ejercicios tras el elevado ascenso registrado en 2015.

El citado deterioro de las condiciones económicas globales repercutirá en las exportaciones, cuyo crecimiento se ralentizará hasta el 3,8% este año. Las importaciones también se han revisado a la baja hasta el 5,7%, debido al menor crecimiento esperado de la demanda final derivado del recorte de la inversión y de las exportaciones.