Juan Rosell, presidente de la CEOE
Juan Rosell, presidente de la CEOE - javier carrión

El número de huelgas de trabajadores por cuenta ajena aumentó un 28,75% en julio

Respecto al mismo mes de 2014, del mismo modo que el número de horas de trabajo perdidas, que lo hizo un 112,35%

Actualizado:

El último informe de conflictividad de la CEOE, de julio de 2015, concluye que durante ese mes se iniciaron en España 63 huelgas, secundadas por 11.737 trabajadores y con 432.742 horas de trabajo perdidas, lo que supone el 0,02% de las horas de trabajo mensuales del conjunto de los trabajadores por cuenta ajena. Además, en julio también permanecieron en huelgas, iniciadas en meses anteriores, otros 706 trabajadores.

Estos datos implican que respecto al mismo periodo de 2014 las horas de trabajo perdidas aumentaron en un 112,35%, el número de huelgas lo hizo un 28,75%, y el número de trabajadores que las secundó se incrementó en un 19,81%.

Durante los primeros siete meses del año tuvieron lugar 581 huelgas, con 226.679 trabajadores implicados, lo que representa 7.540.588 horas de trabajo perdidas. Esto supone que durante este mismo periodo en este año se ha reducido en un 3% el número de huelgas, aunque ha crecido un 21,52% el número de trabajadores que las han secundado y en un 6,77% las horas de trabajo perdidas.

En cuanto a la conflictividad estrictamente laboral, en julio tuvieron lugar 46 huelgas, con 7.972 trabajadores implicados, lo que supuso la pérdida de 282.702 horas de trabajo, un 229,78% más que en el mismo mes de 2014.

Por su parte, en empresas o servicios de carácter público tuvieron lugar en julio 15 huelgas, secundadas por 2.478 trabajadores, y con 128.512 horas de trabajo perdidas, el 29,7%. Respecto al mismo mes de 2014, aumentaron en un 21,46% las horas perdidas, y disminuyeron un 64,59% los trabajadores que las secundaron.

Entre las principales causas se encuentran la tramitación de expedientes de regulación de empleo y la negociación de convenios, y los sectores con mayores horas de trabajo perdidas fueron el de transportes y comunicaciones, el textil y de confección, el metal y el de alimentación, bebidas y tabaco, por este orden.