Mostovoi (histórico del Celta de Vigo) y Maura Silva (del Deportivo de La Coruña) se disputan un balón en el 2000
Mostovoi (histórico del Celta de Vigo) y Maura Silva (del Deportivo de La Coruña) se disputan un balón en el 2000 - MIGUEL BERROCAL

Celta-DéporEl «clasiquiño», el derbi más igualado de toda España

El Celta y el Dépor se han enfrentado en Primera División en 65 ocasiones, de las que el conjunto blanquiazul, con un partido de ventaja como local, gana por 25 a 23

MadridActualizado:

Este sábado no solo se disputa el Clásico más famoso del fútbol español. Mientras el equipo de Luis Enrique y el de Zidane ejecutan el saque inicial en Barcelona, al noroeste de la península Celta de Vigo y Deportivo de La Coruña comenzarán a pelotear, calentar y revisar sus estrategias, decisivas para inclinar la balanza histórica a favor de uno de los dos conjuntos.

No tiene la entidad del Clásico, quizá tampoco la de otros derbis regionales, pero el gallego es el más igualado de la historia de la Liga. De hecho, tan solo se le acercan el vasco (56 victorias del Athletic de Bilbao frente a 46 de la Real Sociedad) y el valenciano (10-7 a favor del Valencia). Ni el barcelonés ni el madrileño; tampoco el sevillano. Como anécdota, los únicos que pueden competir por unos registros tan nivelados son el Tenerife y Las Palmas. Con tablas en el marcador (1-1) es el otro derbi más parejo. Cierto es que solo han disputado dos partidos entre sí en Primera en una única temporada, la del 2001-2002. El Celta y el Dépor, lo han hecho en 65 ocasiones, de las que el conjunto blanquiazul, con un partido de ventaja como local, gana por 25 a 23.

El derbi gallego es un clásico modesto, humilde, siempre desapercibido. No hará el ruido que el que hoy enfrenta a la MSN y la BBC, pero el día que Vigo celebra su reconquista, las gradas de Balaídos estarán a rebosar de aficionados gallegos para los que solo existe este partido. Su «clasiquiño», O Noso Derbi.

Acostumbrados a sufrir en cada jugada, la memoria del fútbol de Galicia guarda todavía con rencor más momentos negativos que positivos. La entrada de Giovanella a Manuel Pablo, los nervios a flor de piel, los piques entre el «Zar» Mostovoi y Djalminha…. y el vaivén de ascensos y descensos entre categorías, como los que juegan al gato y al ratón entre divisiones. Pero no todos los recuerdos son amargos. Los gallegos siempre esperan el Día D que enfrenta a celestes y blanquiazules soñando, con morriña, que se repita la época dorada del «Eurocelta» de 2001 —coronado en febrero de ese año como mejor equipo del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol— y del «Súper Dépor» de 1994 —con esa Liga que todavía se le resiste a su eterno rival y su «centenariazo» en el Bernabéu—. O Noso Derbi siempre ha sido una bendita condena.

El Celta, primera vez 12 puntos arriba

El partido de este sábado entre Deportivo y Celta no es un encuentro más: puede ser el que acerque un desempate o aumente el dominio de los coruñeses. Nunca el conjunto vigués había llegado a un derbi en Primera con 12 puntos más que los herculinos. Su máxima diferencia fue de 8 puntos en 1998, y ganó el encuentro por 2-1 en Balaídos. También es laprimera vez que los celestes consiguen, durante 68 jornadas consecutivas, estar por encima del Dépor en la clasificación, aunque los coruñeses lo hicieron entre 1995 y 1997, manteniéndose durante 86 jornadas seguidas por encima de su contrincante. Bajo la eterna rivalidad de ambos conjuntos se disputa la supremacía del norte o del sur de la Comunidad, la de uno de los dos azules, la de«turcos» o «portugueses».

Ya no están los Mazinho, Mostovoi o Revivo celestes. Tampoco los Mauro Silva, Fran o Djalminha blanquiazules. Pero sí juegan con las respectivas zamarras Iago Aspas y Lucas Pérez, que pelearán por ser el pichichi gallego de la Liga, aunque el deportivista suma todavía 4 goles más que su rival moañés, que llega como referente en la punta viguesa.

Acostumbrados a los sinsabores de la División de Plata, incluso de Segunda B, ambos clubes han coincidido en la categoría de referencia en España en 65 ocasiones desde que comenzó en 1929 ese O Noso Derbi que levanta pasiones en el norte de la península.

Ni contigo ni sin ti

La suya es una relación simbiótica, se necesitan. Se pelean cuando coinciden, pero se echan de menos cuando no están. El Celta ha competido 16 temporadas en Primera División sin su sempiterno adversario, mientras que el conjunto herculino ha jugado 11 campañas sin ellos.

De los 33 partidos disputados por el Deportivo como local, en Riazor, el conjunto coruñés ha ganado 18, empatado 7 y perdido 8. Pero el encuentro de este sábado es en el feudo olívico, donde los celtiñas han ganado 15 de los 32 encuentros jugados, han empatado 10 y perdido 7.

El Dépor, máximo goleador por la mínima

En los cómputos del marcador, el Dépor despunta por la mínima. Con un total de 112 goles encajados en la portería de los vigueses, el conjunto blanquiazul se impone al Celta, que atesora 107. Aunque la mayor goleada en el derbi gallego la protagonizaron los celestes al imponerse el 6 de abril de 1952 por 6-1, en la ciudad del sur de Galicia aún recuerdan con amargura esa manita histórica que el Deportivo les endosó el 18 de marzo de 1956. Los celestes se vengaron en Balaídos casi 30 años después con otros cinco tantos, en la temporada 1984-1985. De emular este sábado esa manita y mantener su portería vacía, sin duda un hito teniendo en cuenta que el Celta no es de los que gana por victoria aplastante, los de Vigo igualarían el registro goleador de su eterno rival. Entonces, el siguiente derbi serviría para crear más expectación ante la posibilidad de empatar en victorias, o bien romper las tablas que le esperan en goles.