La alianza de las estrellas del pop con los reyes del reguetón

Alejandro Sanz es el último de sumarse al ritmo que domina el mercado mundial

Actualizado:

Alejandro Sanz ha sido el último en caer en el reguetón, el género musical que domina el mercado de masas actual. Las estrellas del pop en español, ante la imposibilidad de competir con la popularidad del ritmo urbano latino, se han aliado con sus reyes en una época donde los grandes éxitos son colaboraciones entre artistas.

Las estrellas del pop en español llevan ya una década de la mano de los reyes del reguetón, capaces de crear decenas de éxitos cada año. La alianza permite al reguetón ganar en reconocimiento y prestigio gracias a estos «legitimadores», como los define el colombiano J Balvin, estrella del ritmo urbano latino. Y a los artistas del pop les permite participar de la popularidad del género que domina la música comercial actual, incluso relanzar sus carreras, como ha ocurrido en el caso de Luis Fonsi después de «Despacito». «Las colaboraciones hacen crecer mucho el movimiento, y lo de tener rivalidades es absurdo», reconoció J Balvin en una entrevista a ABC.

Estas colaboraciones ocurren a tres niveles. Primero, entre artistas del reguetón. «Te boté», la canción más vista en YouTube en todo el mundo el año pasado, es una participación de seis de ellos. El segundo nivel, ya consolidado, de artistas de reguetón con estrellas del pop en español. Y el tercero, en marcha y cada vez más activo, de artistas de reguetón con estrellas del pop anglosajones. Ahí están la versión de «Despacito» con Justin Bieber y más recientemente la del rapero Drake con Bad Bunny en «Mia».

El vídeo más visto de la historia la plataforma es fruto de una de estas colaboraciones entre una estrella del pop latino y un rey del reguetón. «Despacito», el «hit» de 2017 del puertorriqueño Luis Fonsi y su compatriota Daddy Yankee, ya tiene seis mil millones de visualizaciones, casi tantas como habitantes hay en todo el planeta. El éxito del reguetón es tal que ha conseguido que el español sea el idioma de ocho de las diez canciones más vistas en YouTube en todo el mundo el año pasado.

También en España

España no es ajeno a esta tendencia. El año pasado, solo una de las diez canciones más vendidas no era reguetón, según el registro de Pormusicae, los productores de música de España. Todas estaban cantadas en español, algo inédito este siglo.

El músico de reguetón Farruko es explícito en su análisis: «Los artistas tienen que adaptarse a la industria, las generaciones cambian. Hoy en día los artistas pop dependen del reguetón para poder subsistir». A finales de los noventa y principios de este siglo, cantantes como Ricky Martin, Enrique Iglesias, Shakira o Luis Fonsi dominaban las listas de la música latina. Hoy sus carreras siguen en lo más alto gracias a haber sabido reinventarse para mantenerse en las listas de grandes éxitos.

La entrada de Alejandro Sanz en el reguetón, la canción «Back to the city», es una colaboración con uno de los reyes del ritmo urbano latino, Nicky Jam. El estadounidense de origen latino firmó el año pasado una canción con J Balvin, «X», que alcanzó el segundo puesto de vídeo más visto en todo el mundo en YouTube. Y también ha colaborado ya con Shakira, Ricky Martin y Enrique Iglesias.

Shakira, Ricky Martin, Enrique Iglesias...

Enrique Iglesias es uno de los artistas de pop español que más provecho ha sacado de las colaboraciones con los reyes del reguetón. El cantante logró colocar tres números uno consecutivos en las listas de canciones más vendidas en España acompañado de reyes del ritmo urbano latino: «Bailando» (2014, con Gente de Zona y Descember Bueno); «El perdón» (2015, con Nicky Jam); y «Duele el corazón» (2016, con Wisin). Ningún otro artista, nacional ni internacional, tiene más de un número uno en la última década en el mercado español.

Aunque el artista con quien más ha colaborado Enrique Iglesias es Pitbull. Han sido seis «hits», entre ellos el popular «I like it». El DJ estadounidense de origen cubano, con recursos más allá del reguetón (dance, electro, entre otros), es el más transversal, con colaboraciones más numerosas con estrellas del pop. Una de las uniones más estables es con Jennifer Lopez, cuya condición de latina de Nueva York (es hija de puertorriqueños) le ha permitido saltar y mezclar ritmos con más facilidad que otros. Hasta seis «hits» han firmado juntos, entre ellos éxitos como «On the floor» o la canción del Mundial de Brasil, «We are one (Ole Ola)».

Una de las primeras estrellas del pop latino que vio el potencial del reguetón fue Ricky Martin. Su temprana colaboración con Daddy Yankee en 2005, «Drop it on me», firmó la primera línea de una alianza fortalecida cada año. Aunque no fue hasta comenzar esta década cuando se intensificó esa alianza y se extendió a otras estrellas. El cantante puertorriqueño tiene «hits» con su compatriota Wisin («Adrenalina») y con el colombiano Maluma («Vente pa’cá»), quien también ha colaborado con Shakira en los grandes éxitos «Chantaje» y «Clandestino».

La unión del pop y el reguetón ha llevado, a su vez, al ritmo urbano latino a evolucionar hacia letras más suaves. Aunque siempre en la polémica, vive ahora menos pegado a la marginalidad urbana en la América Latina de donde surgió, y suma a su estilo ritmos al alcance de un mayor número de oídos.