Fernando Grande-Marlaska este martes en la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz.
Fernando Grande-Marlaska este martes en la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz. - Antonio Vázquez
VISITA GRANDE-MARLASKA

El ministro del Interior asegura que Cádiz no se vio desbordada por la llegada de inmigrantes

Grande-Marlaska ha afirmado que «hubo una previsión» y se «establecieron los medios» para que ONGs, Guardia Civil y Policía hicieran su trabajo

CádizActualizado:

Inmigrantes atendidos en centros de acogida temporal habilitados al efecto por Cruz Roja en Cádiz y Jerez. Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional alargando sus jornadas y poniendo de relieve la falta de medios y el colapso en los calabozos y los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Barcos de Salvamento Marítimo con la cubierta llena de personas rescatadas en la mar, jornada tras jornada. Esa fue la tónica habitual de la provincia de Cádiz durante la primavera y el verano del pasado año. La provincia no daba abasto.

Pero, según ha asegurado este martes el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska en Cádiz, al ser preguntado por este medio, la provincia «no se vio desbordada porque hubo un trabajo serio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y una previsión de este Ministerio donde se establecieron los medios materiales necesarios para que pudieran ejercer el trabajo» los agentes y «también las ONGs que actúan como redes de apoyo a los migrantes».

En palabras del titular de Interior, que además es cabeza de lista del PSOE por Cádiz en las elecciones generales del 28 de abril, «no hubo desbordamiento sino que nosotros en este país, y por las circunstancias concretas, lo que hicimos fue salvar vidas que es la obligación de todo Estado».

«La inmigración no es un peligro»

No obstante, las cifras que recoge el informe #FronteraSur19 elaborado por la Asociación ProDerechos Humanos de Andalucía ponen de relieve que Cádiz es la provincia que recibió más migrantes por vía marítima de toda España en 2018. Concretamente, 20.084 personas, una media de 55 personas cada día, siendo la mayor puerta de entrada ilegal a Europa. Muy lejos de Almería, que ocupa la segunda posición, con 8.000 migrantes. Además, el número de inmigrantes llegados a Cádiz en 2018 se triplicó con respecto a 2017, cuando se registró la llegada de 6.289 personas.

Otro dato, según recoge el Departamento de Seguridad Nacional, perteneciente al Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España, los flujos migratorios irregulares son uno de los doce riesgos y amenazas para la Seguridad Nacional. Preguntado Grande-Marlaska a este respecto por los medios de comunicación durante su visita ayer a la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz y por la previsión de que en este 2019 la llegada de inmigrantes sea mayor a la del año pasado, el ministro afirmó que «la inmigración no es un peligro para la seguridad, lo que es un peligro para la seguridad son las mafias que trafican con seres humanos». «No criminalicemos al inmigrante», dijo Grande-Marlaska.

«Esto no quiere decir que nosotros no aboguemos por una inmigración legal y segura», matizó el titular de Interior, «por eso hemos hecho un trabajo intenso e importante con los países de origen y de tránsito para seguir cooperando en su desarrollo y controlar sus flujos migratorios ilegales para luchar contra las organizaciones criminales.».

«No me gusta ser triunfalista pero llevamos dos meses donde los números absolutos de entradas por vía marítima son inferiores a las del año pasado», aseveró Grande-Marlaska. Para concluir afirmando que «en un Estado serio y en un Gobierno serio como creo que es al que yo pertenezco, todas las posibilidades y contingencias se preparan para responder como procede en un Estado verdaderamente conformado».