Campo de Gibraltar

Siete detenidos con 7.600 kilos de hachís ocultos en zulos hidráulicos

A la zona donde se encontraba oculta la droga se accedía a través de una puerta hidráulica camuflada a modo de plato de ducha

CÁDIZActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en La Línea a siete personas como presuntos responsables de la construcción de zulos hidráulicos para la guarda y custodia de grandes cantidades de hachís que eran alijadas en la costa del Campo de Gibraltar. Tres de los detenidos ya han ingresado en prisión y la investigación se ha saldado con la aprehensión de unos 7.600 kilos de hachís y la recuperación de una furgoneta sustraída en Francia.

Según informa la Policía Nacional en una nota, la investigación se inició en el pasado mes de abril cuando los agentes descubrieron un zulo destinado a la guarda de hachís en el interior de un garaje ubicado en La Línea de la Concepción. El habitáculo estaba dotado de un sofisticado sistema con una puerta hidráulica camuflada a modo de plato de ducha y en la intervención se incautaron 6.000 kilos de estupefacientes y se detuvo al máximo responsable de la custodia de la mercancía.

Por su parte, los agentes centraron la investigación en identificar a los responsables de la construcción de tales habitáculos y tras varias gestiones se pudo identificar a los presuntos responsables. Además, los investigadores detectaron la existencia de otro garaje destinado a la misma actividad e iniciaron una vigilancia en el lugar.

Fruto de las gestiones realizadas descubrieron que una organización criminal se había asentado en La Línea de la Concepción y se había especializado en la construcción de zulos hidráulicos de las características similares al investigado, con el objetivo final de ocultar la sustancia estupefaciente y evitar ser detectada en los registros practicados.

Así, después de tres meses de investigación se determinó la identidad de cinco personas como los presuntos miembros del grupo que operaba en toda la provincia, con especial alcance en el Campo de Gibraltar, y donde habían realizado otros zulos similares al de la presente investigación.

Según la Policía, la organización investigada acudía escalonadamente y con diferentes vehículos al mencionado garaje, adoptando medidas de seguridad para detectar una posible presencia policial. En una de las vigilancias realizadas en los alrededores del local se localizó a dos personas, de las que una resultó ser un narco de la zona que iba acompañado de uno de los albañiles que había acudido al lugar a realizar labores de mantenimiento. Allí fueron localizados otros 1.600 kilos de hachís.

Para acceder hasta el habitáculo subterráneo donde se encontraba la droga los agentes debieron romper una losa de hormigón de unos 45 centímetros de grosor, ya que los detenidos inutilizaron el motor de apertura hidráulica al detectar la llegada de los policías.

La operación se ha saldado con un total de siete detenidos, cinco de ellos encargados de la construcción del zulo y detenidos como presuntos cooperadores necesarios para la actividad ilícita del tráfico de drogas. Tres de ellos han ingresado en prisión.