Andy y Lucas, con la camiseta en la que pedían justicia.
Andy y Lucas, con la camiseta en la que pedían justicia. - LA VOZ
POLÉMICA

Andy y Lucas zanjan la polémica: «Queríamos ser un altavoz, pero fui grosero»

Lucas pasa página con una última declaración tras la crítica de la madre del pequeño Gabriel: «Estaría bien que nos lo hubiera dicho en privado»

CádizActualizado:

El dúo musical gaditano Andy y Lucas ha sido protagonista en los últimos días por su discrepancia con la madre del pequeño Gabriel. Los cantantes mostraron en el escenario, durante uno de sus conciertos, una camiseta con las imágenes de niños asesinados en España como Mari Luz Cortés, Marta del Castillo, Sandra Palo... y el propio Gabriel, sobre un lema en el que pedían 'Justicia'.

Los padres del joven almeriense hicieron un comunicado en el que lamentaban la utilización pública de esta imagen con fines políticos. Esto provocó la respuesta enérgica de Lucas González, que en un vídeo se mostraba «muy enfadado». «Creo que está fuera de contexto, nosotros somos populares desde hace 16 años, nosotros no nos aprovechamos de la causa, somos una voz para que esa causa no muera», declaraba.

Tras recibir numerosas críticas a la vez que elogios, y el apoyo de personajes públicos como el padre de Mari Luz, Juan José Cortés, y de Yeremi Vargas, Andy y Lucas han querido zanjar el tema con un último vídeo en el concierto. «Sabéis que Andy y Lucas somos todo corazón. Pensé que no iba a molestar ese gesto. Queríamos ser un altavoz para que la causa no muriera, pero pido perdón por haber sido grosero».

«Queremos zanjar esto y pasar página. No haremos ninguna declaración a ningún medio, aguantamos críticas y elogios. Eso sí, no hubiera estado mal que esto se hubiera hecho por privado, en lugar de hacer un comunicado. Pero no pasa nada, la culpa es de Andy y Lucas.»

«En ningún momento nos hemos decfinido políticamente. Andy y Lucas y política no pega, no conjuga. Andy y Lucas y premio Nobel tampoco conjuga. No somos de derecha, ni de izqueirda, ni de arriba ni de abajo. Nosotros somos de causa, y esta causa nos ha tocado. Pero es cierto que fui grosero». Final del asunto.