Camiseta que exhibió el dúo Andy y Lucas durante un concierto
Camiseta que exhibió el dúo Andy y Lucas durante un concierto - ABC
SOCIEDAD

Los padres de Gabriel Cruz critican el uso de la imagen de su hijo en un concierto de Andy y Lucas

Los cantantes exhibieron en el escenario una camiseta con imágenes de otros menores víctimas de violencia bajo el eslógan «Justicia Ya»

AlmeríaActualizado:

Patricia Ramírez, la madre de Gabriel Cruz, el niño de ocho años asesinado por la pareja de su padre el pasado mes de febrero en Níjar, ha emitido un comunicado tras ver la imagen de su hijo en un concierto de Andy y Lucas. Los cantantes gaditanos mostraron una camiseta impresa con imágenes de otros menores que han sido víctimas de muertes violentas con el lema «Justicia Ya».

En el escrito, la madre de Gabriel denuncia que «se han traspasado los límites utilizando la imagen de su hijo», y lamenta que el dúo musical «haya pasado por alto el derecho de los padres a estar informados y poder decidir». «¿Alguién nos podría explicarnos quién les ha dado permiso para subir la imagen de nuestro hijo a su escenario», pregunta Patricia.

En el comunicado, añade que «fruto de la reflexión con Ángel», el padre de Gabriel, han decidido que «resultaba necesario pronunciarse». En este sentido, los progenitores del pequeño consideran que «se han traspasado algunos límites en el momento que se decide colocar la foto, en pantalla gigante o impresa en una camiseta, de mi hijo Gabriel pidiendo JUSTICIA YA en el contexto de un concierto musical».

De este modo, los padres de Gabriel Cruz señalan que «se ha pasado por alto el derecho que tenemos como padres a estar informados y poder decidir». Patricia pide que se dé ejemplo de civismo y concordia, ya que entiende que «no es justo que la foto se use como reclamo, sin hacerle justicia ni a él ni a su familia».

«No sé si me amparan las leyes, pues no las conozco, pero si pide que traten a mi hijo como si fuera el suyo. Sigue siendo nuestro hijo, aunque ya no pueda estar con nosotros», han manifestado. Ramírez explica que su «camino y situación es diferente», en referencia a las familias de otros menores, víctimas de violencia. Patricia recuerda que «solo han pasado seis meses y que el juicio de su muerte ni siquiera está fechado, continuamos en un proceso del duelo que espero podamos superar algún día».