ESTUDIOS Y ESTADÍSTICAS

Apple: el iPhone 7 viene con el listón muy alto

Por primera vez, el gigante de la tecnología no detallará los datos de ventas en el primer fin de semana a la venta del nuevo terminal

Apple: el iPhone 7 viene con el listón muy alto

El iPhone se mueve en una única dirección por regla general. Su modelo más actual siempre ha marcado la pauta de las ventas, no solo en la trayectoria del dispositivo estrella de Apple, si no que actúa como espejo del mercado global de los «smartphones». El aparato al que todos miran. Y, un tropiezo, puede significar un problema.

El estreno del nuevo iPhone 7, que se empieza a comercializar a partir de este viernes en una veintena de países, se agolpa en dos premisas: ¿Logrará marcar un nuevo récord? ¿Se aprovechará de la situación vivida por su rival Samsung en su «pinchazo» con el Note 7?

Cuestiones que en el primer fin de semana de su estreno no se resolverán, ya que por primera vez el gigante de la tecnología evitará desvelar datos de ventas del dispositivo. La compañía considera que, en esta ocasión, las ventas iniciales del iPhone 7 se regirán «por las provisiones y no por la demanda», por lo que se ha decidido que los datos de reservas ya no son «representativos» para los inversores y los clientes. En cualquier caso, éste llega con gran presión. Una presión que se mete la propia marca que, en 2007, revolucionó la industria con el lanzamiento del primer modelo.

Sin datos de adopción, el iPhone 7 promete tener un gran recorrido pese a que las innovaciones presentadas se centran en dos aspectos, una mejora sustancial de las cámaras y la decisión de abandonar el tradicional conector «minijack» utilizado para los auriculares. Si, por tradición, Apple ha aprovechado los años pares para presentar grandes evoluciones de su terminal, en esta ocasión el salto ha sido menor a la espera de una esperada revolución que llegará, si todo marcha bien, el próximo año cuando se cumplan diez años de su llegada al mercado.

Apple ha anunciado que el iPhone 7 Plus, el modelo de lujo y más avanzado de su nuevo dispositivo, y el iPhone 7 en color negro azabache «no estarán disponibles para los clientes» en los establecimientos porque sus existencias iniciales se agotaron por las reservas en la web oficial. Sí hay, en cambio, «cantidades limitadas» en los colores dorado, rosa dorado, plata y negro del iPhone 7.

Contra todo pronóstico, las colas han vuelto a las tiendas que la marca tiene distribuías por diversos países, entre ellos España. Sin datos oficiales, la sensación es que las reservas son muy grandes, pero el iPhone 7 viene con el listón muy alto si lo comparamos con otros lanzamientos anteriores. Se trata del primer indicio de la acogida comercial del dispositivo, ya que Apple comunicó esta semana que, a diferencia de otros años, no detallará cuantitativamente las reservas que ha recibido antes del lanzamiento comercial de su nuevo producto.

Siempre ha ido a más. Por ejemplo, el anterior modelo, el iPhone 6S, logró colocar 13 millones de unidades en su primer fin de semana la venta, tres millones más que el anterior, el iPhone 6, que presentó un notable cambio estético e inició la andadura de dos versiones diferenciadas, hasta ahora, por tamaño. En 2013, año en que apareció el iPhone 5S y la implementación de importantes medidas de seguridad, el dispositivo se quedó a las puertas de ese dato (9 millones de unidades vendidas), pero rebasó la línea del modelo anterior, que venía de cosechar unos 5 millones. En esta ocasión, todo apunta a que no se romperá ningún récord.

[Gráfico elaborado por Statista]

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios