Sociedad

El número de llamadas al teléfono vasco de atención al menor aumenta un 40% hasta octubre

La mayor parte corresponden a jóvenes de entre 12 y 15 años

El servicio Zeuk Esan presta asesoramiento a jóvenes de hasta 18 años
El servicio Zeuk Esan presta asesoramiento a jóvenes de hasta 18 años - Fotolia

El teléfono vasco de atención al menor ha recibido un total de 608 llamadas hasta octubre, lo que representa un aumento del 40% respecto al año pasado. Los datos han sido facilitados por el propio servicio Zeuk Esan, que a través del 116111 presta asesoramiento y orientación a niños y jóvenes de hasta 18 años.

Cuatro de cada diez de las llamadas las realizan los propios menores, la mayor parte de los mismos con edades comprendidas entre los 12 y los 15 años. El resto proceden de personas adultas, en general madres preocupadas por el efecto del bullying.

La razón por la que ha crecido el número de llamadas es, según el Gobierno vasco, porque el servicio está gozando de mayor difusión entre los jóvenes.

Kepa Torrealdea, psicólogo del servicio de atención al menor, ha señalado que el acoso entre niños se da mayoritariamente entre el inicio de la adolescencia y los 16 años, y consiste tanto en agresiones «cuerpo a cuerpo» como a través de internet. Estas últimas, sin embargo, «tienen caducidad», pues son un «acoso suplementario».

Día de la infancia

El próximo domingo se celebrará el Día Internacional de los Derechos de la Infancia, motivo por el cual el Gobierno vasco ha querido recordar la esencial labor del 116111 Zeuk Esan.

El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Ángel Toña, ha destacado que el servicio «resulta de gran utilidad para atender los problemas y las preocupaciones de los menores sean cuales sean». Por otra parte, la consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte, ha afirmado que, a través de Zeuk Esan, los menores de edad «se pueden sentir más comodos realizando una consulta de carácter anónimo». Aún así, ha recordado que los adolescentes pueden hablar con sus profesores y sus centros educativos.

Por otra parte, los dirigentes vascos han señalado que las personas adultas que no sepan cómo actuar ante determinadas situaciones de bullying también pueden ponerse en contacto con el teléfono de ayuda al menor, donde recibirán ayuda para afrontar el problema.

«Para el Gobierno –ha continuado Toña– es fundamental ofrecer de forma universal a niños, niñas y adolescentes, herramientas y recursos que les permitan crecer con el sentimiento de sentirse bien consigo mismos, arropados y protegidos, tanto por sus familias como por las instituciones públicas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios