Top

Nutrición

Estas son las carencias que esconden las principales dietas de moda

Eliminar alimentos puede llevarnos a presentar déficits de nutrientes esenciales. A la hora de perder peso o de cambiar radicalmente de alimentación, lo mejor es ponerse en manos de un médico

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
Navegue usando los números

Paleodieta

Busca recuperar la alimentación que llevábamos los seres humanos antes de la aparición de la agricultura. Se basa en el consumo de proteínas (carne, pescado y marisco), verduras, frutas y frutos secos. Nada de cereales, legumbres o productos lácteos y ningún alimento procesado.

Aporta un exceso de proteínas de origen animal, que puede resultar perjudicial. Se pierde una fuente energética fundamental: los cereales y otra de alto valor nutritivo: las legumbres. También prescinde del alimento más rico en calcio que hay, la leche.

Dukan

El método del Doctor Dukan, una de las dietas más famosas y polémicas, propone una alimentación en cuatro fases basada sobre todo en productos ricos en proteínas y muy pobres en grasas. Hay alimentos prohibidos y una lista de cien productos para comer sin medida.

Consiste en la restricción de hidratos de carbono y grasas. Se han descrito diversas complicaciones secundarias a la utilización de este tipo de dietas, como un mayor riesgo de urolitiasis o cetoacidosis grave.

Sin lácteos

Excluye de la dieta la leche y otros derivados lácteos cuando no hay intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de la leche, es decir cuando no hay ningún motivo médico para hacerlo. Otra variante, es el consumo de productos sin lactosa,

Dejar los lácteos fuera de la dieta, cuando no hay un diagnóstico que lo aconseje, y sin el asesoramiento nutricional adecuado, puede llevar a una deficiencia de proteínas de alta calidad, vitamina D, calcio y otros minerales.

Sin gluten

Consiste en evitar los alimentos que contengan esta proteína presente en cereales como el trigo, la cebada, o el centeno, aunque la persona no sea intolerante, alérgica o sensible al gluten. Hay quien sigue este régimen de alimentación por la creencia errónea de que es más sano.

Puede resultar pobre en carbohidratos. No está comprobado que su exclusión de la dieta, sin justificación médica, tenga ningún efecto beneficioso. Los alimentos sin gluten solo deberían ser consumidos por personas celiacas.

Vegana

Se basa en excluir de la dieta los alimentos de origen animal. Se suele optar por este patrón por convicciones morales y por estilo de vida, aunque hay quien la utiliza para perder peso o sentirse más sano. Los expertos advierten del riesgo que corren los niños veganos.

Si no se complementa adecuadamente, bajo control médico, pueden aparecer deficiencias de proteínas, vitaminas, como la B12; y minerales, como el hierro. Se aconseja una nutrición vegetariana más flexible que incluya huevos y lácteos.

Ayuno 5:2

De los siete días de la semana, hay cinco con libertad para comer de todo y en los otros dos las calorías se reducen a 500. En los días de ayuno se aconsejan alimentos ricos en proteínas y fibra (carne, pescado y verduras) y evitar carbohidratos refinados (pasta, arroz y patatas)

No contribuye a una correcta educación nutricional. El ayuno provoca una bajada del gasto metabólico para ahorrar energía y activa las hormonas del apetito. La consecuencia es la sobrealimentación en los días posteriores.

Detox

Se basa en tomar, durante un periodo de tiempo variable, preparados de frutas y verduras. Se suele suplementar con productos comerciales. que aportan diversos nutrientes (antioxidantes y otros), con la supuesta finalidad de favorecer la «detoxificación».

Ningún alimento tiene propiedades depurativas demostradas, advierten los expertos consultados por este periódico. Esta dieta resulta pobre en proteínas y otros nutrientes como calcio y zinc. Se pierde básicamente líquido, pero no grasa.

Monodietas

Se trata de un plan de alimentación que incluye básicamente un solo alimento. Por ejemplo: alcachofa, limón, piña... al que se le atribuyen propiedades adelgazantes. Periódicamente se ponen de moda, con la promesa de perder peso en muy poco tiempo.

Los alimentos que se aconsejan son buenos y saludables por sí mismos, pero una dieta monotemática basada en ellos no lo es. Excesivamente baja en calorías, no aportan todas las proteínas, vitaminas y minerales que el organismo necesita.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios