Montiel Arnáiz - OPINIÓN

El Local Rock Montiel Arnáiz

Yo era un veinteañero sin carnet de conducir pero mi amigo Juanito Menacho se había comprado un coche

MONTIEL ARNÁIZ - Actualizado: Guardado en: Opinión

Yo era un veinteañero sin carnet de conducir pero mi amigo Juanito Menacho se había comprado un coche, así que íbamos juntos al Local Rock que a comienzos de los años noventa se celebraba en San Fernando, primero en el campo de la Bazán y luego en la playa de Camposoto. Se montaba un escenario en medio de la arena y decenas de grupos de toda la provincia interpretaban por turnos sus canciones. El requisito era tener una grabación, aunque fuera en cinta de casete, y las bandas de jóvenes preparaban sus maquetas para poder presentarse al certamen, similar al que hacía Multison en Chiclana, o los de Medina Sidonia y Benalup.

Los jóvenes de toda la provincia acampaban en la playa recién recuperada de Defensa y hacían barbacoas hasta el amanecer al son de los temas de los mismos músicos que luchaban lo indecible para encontrar un local de ensayo decente, y no uno caído a trozos, insonorizado con colchones recogidos de la calle, cedidos al mínimo coste por la delegación de Juventud o la de Cultura. Las bandas de rock vencían el miedo escénico sobre las arenas en un ambiente poco hostil y disfrutaban de la sana competencia que existía en aquella época, apadrinadas, normalmente, por un grupo de prestigio.

Todos estos recuerdos han venido a mí leyendo las crónicas del No Sin Música, el heraldo del comienzo de las vacaciones en Cádiz. Con un importante cartel en el que destacan Amaral y Rosendo, encuentro a bandas de nuestra tierra como los renacidos Champagne o The Electric Alley, un grupo de rock sureño realmente magnífico al que auguro un gran futuro a corto plazo si consigue huir de la monotonía.

A menor escala que el NSM se ha organizado en la plaza de toros de la Isla el San Fernando Music Festival, que el 18 de agosto traerá a grandes bandas de rock como Medina Azahara, Saratoga y los isleños Saurom, en lo que parece que va a ser un evento multitudinario. Los promotores apuestan por traer la música en sus diversos estilos a la bahía de Cádiz y situarla en el mapa del pop-rock nacional. Sólo queda que se vuelva a organizar el Local Rock; seguro que costará menos de cien mil euros.

Toda la actualidad en portada

comentarios