Eduardo Moyano

Huelva comienza a recuperarse Eduardo Moyano

A vueltas por el festival de Huelva. Cuarenta y dos años después, el festival sigue existiendo

Eduardo Moyano - Actualizado: Guardado en:

A vueltas por el festival de Huelva. Cuarenta y dos años después, el festival sigue existiendo. Y ese es su primer mérito porque ha habido años desastrosos en la organización e intereses políticos de aquellos a los que su único interés por el cine es salir en la foto con la estrella de turno.

Huelva, que se clausuró el domingo pasado, aunque la gala fue el viernes, fue un gran referente del cine latinoamericano en Europa y en América y el reto de la nueva dirección es que vuelva a serlo.

Se ha hecho un festival ajustado a un exiguo presupuesto pero, al mismo tiempo honesto y serio en su planteamiento. Es decir, una sección a concurso equilibrada, con películas de todos los géneros, comedias, dramas, thrillers o documentales... Quizá estos últimos deberían llevar una sección aparte respecto a la ficción pero, bueno, todo se andará. De hecho el Colón de Oro ha ido a parar a un documental colombiano, ‘Pizarro’, que recupera la memoria de un líder guerrillero del M-19, quien tras dejar las armas se presentó a las elecciones y fue asesinado por un sicario, sin que aún se haya aclarado quién ordenó su muerte.

El resto de la programación ha incluido una retrospectiva del cine cubano, sin duda, durante los sesenta uno de los grandes motores de la cinematografía latinoamericana; una sección de nuevos realizadores y una decidida apuesta por la cinematografía de la región con la sección ‘Talento andaluz’.

Y es que Andalucía no solo es una de las regiones con algunos de las realizadores y creadores más interesantes de la actualidad sino cuna de diversos y varios festivales como el que acaba de clausurarse en Sevilla, dedicado al cine europeo, el Alcances de Cádiz centrado en el documental y el de Málaga de cine español. Precisamente la presencia en Huelva de los directores de este último certamen, Juan Antonio Vigar, y de San Sebastián, José Luis Rebordinos, afianza la idea de colaborar y de sumar entre los tres grandes festivales que tienen especial interés en el cine latinoamericano.

No debe haber competencia como recordó el nuevo director de Huelva, Manuel H. Martín, sino estrecha colaboración entre los tres festivales después de que San Sebastián y Málaga hayan creado secciones fuertes dedicadas al cine latinoamericano.

En Huelva 2016, no ha habido excesivas fiestas ni homenajes multitudinarios, se ha venido a trabajar y a ver cine que debe ser el objetivo de todo festival. No obstante si ha habido un homenaje a Jorge Perugorría referente del cine cubano y por Huelva ha estado Vladimir Cruz, su compañero en ‘Fresa y chocolate’, aquella película que les dio fama internacional. Vladimir ha sido el presidente del jurado. La presencia de ambos ha ayudado a que los medios de comunicación andaluces hayan dado amplia cobertura al certamen. Lo que es necesario, como antaño, que esta repercusión vuelva a tener interés nacional y que el apoyo a la cinematografía latinoamericana puede llegar desde cualquier rincón. Se está haciendo buen cine y hay que difundirlo lo mejor posible.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios