Motor - Reportajes

Así serán los tractores del futuro

Las marcas del grupo CNH Industrial revelan el desarrollo de un concept de tractor autónomo

Así serán los tractores del futuro

No sólo las marcas de coches y las nuevas tecnológicas andan tras la conducción autónoma. También los fabricantes de vehículos industriales están desarrollando sus modelos autónomos que mejoren la productividad en el campo.

Las marcas Case IH y New Holland Agriculture del grupo industrial CNH Industrial acaban de presentar en la feria Farm Progress Show de 2016 en Boone, Iowa (EE.UU.) los prototipos con los que piensan en el futuro del trabajo en el campo.

Con ellos se plantea un mejor uso de la mano de obra, integración en las flotas de vehículos actuales, flexibilidad para trabajar ininterrumpidamente sin personal con monitorización de datos en tiempo real – y, en el futuro, la posibilidad de responder de forma automática a los fenómenos meteorológicos.

Agricultura de precisión

Alimentar a tanta gente requiere cada vez más de una agricultura de precisión que resuelva en los periodos clave del año las largas jornadas de trabajo como a la hora de recolectar un cultivo o sembrar el siguiente. Por ello es necesaria en algunos casos de una agricultura de precisión que ayude a aumentar la producción y la productividad de forma sostenible en estos periodos aprovechando al máximo las óptimas condiciones climáticas y del suelo, así como la mano de obra disponible.

El guiado automático y el sistema telemático ya están disponibles en los tractores actuales, y la tecnología autónoma permitirá alcanzar un nivel superior. Basándose en los tractores convencionales de alta potencia existentes Case IH Magnum y New Holland T8, y utilizando el GPS con las señales de corrección por satélite más exactas para lograr un guiado ultrapreciso y el registro y la transmisión de los datos del campo al instante, el concept de tractor autónomo de CNH Industrial ha sido diseñado para poder utilizar, monitorizar y controlar los vehículos de manera completamente remota.

Una vez finalizado el trazado, el usuario puede elegir un trabajo en un menú previamente programado seleccionando el vehículo, eligiendo el campo y poniendo a trabajar el tractor en la tarea correspondiente, todo ello en una secuencia de poco más de 30 segundos en total.

Seguidamente, será posible monitorizar y controlar el vehículo y el apero con un ordenador de sobremesa o una interfaz para tableta portátil capaces de mostrar tres pantallas operativas. Esto permitirá al usuario acceder a los datos siempre que lo necesiten y dondequiera que se encuentren, desde lugares tan dispares como la comodidad de su camioneta mientras inspeccionan los campos y cuidan el ganado, o en su propio hogar. Esto facilita la toma de decisiones en el momento oportuno para mejorar la eficiencia operativa y la productividad. Asimismo, los agricultores mantienen el pleno control y la propiedad de sus datos.

Una pantalla con el trazado de los trayectos muestra el progreso del tractor, otra muestra las imágenes en directo de la cámara, proporcionando al usuario hasta cuatro visualizaciones en tiempo real (dos de la parte delantera y dos de la trasera), y la tercera pantalla permite monitorizar y modificar parámetros clave del vehículo y del apero como la velocidad, los niveles de combustible y los ajustes del apero (entre ellos, la dosis de siembra o la fuerza descendente de la sembradora).

También será posible planificar la ruta hasta el campo si esta incluye caminos privados o transitables.

Las grandes extensiones de terreno son el campo ideal de trabajo para los tractores autónomos
Las grandes extensiones de terreno son el campo ideal de trabajo para los tractores autónomos

Como un coche

Los nuevos tractores dispondrán de sistemas de ayuda iguales a los que actualmente ya muestran los coches más modernos como un paquete de detección y percepción, que comprende un radar, LiDAR (láseres localizadores de rangos) y cámaras de vídeo para garantizar la detección y prevención de obstáculos u obstrucciones en el trayecto del tractor o del apero. Con éste, no solo se garantiza la seguridad de personas u objetos en las proximidades del vehículo, sino también un funcionamiento eficiente y sin problemas hora tras hora en el campo.

Además, en el caso de que los parámetros de funcionamiento lleguen a ser críticos, como puede ser el nivel bajo de combustible o de semillas, se emplea el mismo sistema de notificación y el tractor se pararía automáticamente hasta resolver la incidencia.

El Big Data

En el futuro, estos tractores podrán utilizar los ‘grandes datos’, como la información meteorológica por satélite en tiempo real, para hacer automáticamente el mejor uso de las condiciones óptimas, con independencia del factor humano y la hora del día. Por ejemplo, si resulta evidente que el tiempo cambiante puede causar algún problema, el tractor se detendrá automáticamente y, después, reanudará el trabajo cuando las condiciones mejoren lo suficiente. De forma alternativa, si circula por caminos privados, podrá ser enviado a otro lugar de destino del campo donde las condiciones sean mejores – por ejemplo, donde el suelo sea más ligero o no haya llovido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios