Estilo - Gente

El silencio de Isabel Preysler en la fiesta de la temporada

La «reina de corazones» no se pronunció sobre su futuro inmediato en la gran noche de Loewe

Isabel Preysler, en la fiesta de Loewe
Isabel Preysler, en la fiesta de Loewe - BORJA B.HOJAS
BEATRIZ CORTÁZAR Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

El 170 aniversario de la firma Loewe merecía una fiesta con todos los ingredientes esenciales para convertirse en el acontecimiento de la temporada. Con ese fin se preparó la exposición «Pasado, presente, futuro» y el lanzamiento del libro histórico de la marca, que ha editado Luis Venegas. La cita fue primero en la tienda de la calle Serrano, donde todos los asistentes pudieron analizar el nuevo espacio, y después en el Jardín Botánico, donde se dejó bien claro que la moda está marcada por el poder asiático, ya que el ochenta por ciento de los invitados eran del Lejano Oriente.

Hubo música a cargo de uno de los mejores DJ del momento, catering firmado por Isabel Maestre, carritos para desplazar a las invitadas con tacones hasta el pabellón central y hasta zona VIP que ocuparon los amigos de Marisa de Borbón, como es el caso de su íntimo Jaime de Marichalar; el matrimonio Flores o la mismísima Isabel Preysler, que tuvo una presencia breve pero jugosa, tras la reaparición, el día anterior, de su hija Tamara.

Preysler estuvo el tiempo justo, hasta que decidió abandonar la fiesta en compañía de la actriz Leonor Watling, con quien sorteó el suelo adoquinado nada fácil para los tacones. La sorpresa fue cuando, en la puerta, se encontraba el mismísimo Mario Vargas Llosa esperándola para ir juntos a otra cena. A la pregunta de si es verdad que le ha encargado a su hija que diseñe su vestido nupcial, tal y como afirmó Tamara, Isabel simplemente sonrió. Desmintió que se fuera a casar este mes en Portugal y evitó hablar sobre los kilos de más que ha cogido Tamara. Isabel pudo conocer a la actriz Juliette Binoche y al adorable Paco León, sin duda uno de los hombres más interesantes. Hubo influencers orientales con séquito incluido y, sobre todo, mucho contraste entre los clásicos de toda la vida y los nuevos rostros del panorama social.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios