Estilo - Gente

Íker Casillas: «No se puede vivir del pasado»

El futbolista protagonizó un «photocall» sin aceptar preguntas de los periodistas congregados

Iker Casillas durante un acto promocional presentando el corto
Iker Casillas durante un acto promocional presentando el corto - ©GTRESONLINE

De un tiempo a esta parte, el matrimonio Casillas-Carbonero se ha convertido en todo un fenómeno de los «photocall» ya que no hay semana que uno de los dos no protagonice una campaña publicitaria. Instalados en Oporto, sus vuelos a Madrid se están convirtiendo en el pan de cada día. Ayer fue Íker Casillas quien tomó el relevo a su mujer, Sara Carbonero, para presentar en El Corte Inglés el vídeo que ha protagonizado con la firma de calzoncillos Impetus a la que presta su imagen. Sin salir en paños menores y sin tener que hablar durante todo el cortometraje, el portero del Oporto estaba feliz de ver el resultado de ese rodaje que realizó en compañía de un niño, Hugo, quien también viajó desde Portugal para estar en el acto. Se trata de una historia de sueños, de héroes terrenales y de niños a los que les tiemblan las piernas cuando ven a sus ídolos de cerca.

En contra de lo que ha hecho en las últimas ocasiones, esta vez Casillas optó por no acceder a preguntas y contestar solo las que el presentador tenía preparadas y aprobadas. Realmente esa fue la única novedad y por eso hubo muchas respuestas que no se pudieron escuchar y se quedaron en el tintero. Algo, insisto, insólito en el «modus operandi» de Íker en los últimos meses. «Oporto es una ciudad muy tranquila para vivir y más ahora que ha crecido la familia. Allí puedes hacer cosas que aquí resultan más complicadas. Reconozco que ha sido una torpeza mía no haber conocido esa ciudad tan bella hasta ahora. En cuanto al club, hay que saber dónde estamos y dar los pasos necesarios. Yo solo intento ser uno más, aunque como veterano saben que pueden contar conmigo para todo».

Avances del Real Madrid

Casillas reconoció que está siguiendo la Liga española y destacó que «esta temporada está muy igualada y eso es bueno porque da más emoción y espectáculo». Respecto a los avances del Real Madrid confesó que «tengo muy buenas sensaciones, pero es normal que se le exija porque es el club más importante del mundo».

Se nota que a Íker le gusta la labor de Zidane. «Tiene méritos sobrados y lo ha demostrado ganando la Champion, aunque ya se sabe que en el fútbol no se puede vivir del pasado». Reconoció que «no he renunciado a jugar en la selección española, ya que siempre que el seleccionador me convoque estaré encantado de acudir, pero hoy ha optado por De Gea y pienso que es una decisión correcta que debe recibir nuestro apoyo para que salga bien. Soy español y solo quiero que nuestra selección nos haga disfrutar», añadió sin querer entrar en nuevas polémicas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios