Estilo - Gente

Elías Sacal, el conquistador conquistado

El magnate mexicano y Mar Flores ya no esconden su relación. La pareja ha dado rienda suelta a su amor por las calles de París

Elías Sacal con una misteriosa rubia en la plaza de toros de México
Elías Sacal con una misteriosa rubia en la plaza de toros de México - ABC

Durante los últimos seis meses, Mar Flores se ha esforzado en desmentir vehementemente cada uno de los nuevos noviazgos que se le han ido atribuyendo. Desde que la pasada Semana Santa anunciara su separación de Javier Merino, tras 15 años de matrimonio, se ha mantenido fiel a un mismo discurso que ha repetido como un mantra en cada una de sus apariciones públicas. «Hoy no es mi prioridad enamorarme, pero si un día tengo una relación tampoco me esconderé. Este verano me han adjudicado cinco o seis novios, pero te aseguro que no tengo a nadie», insistía el pasado 19 de septiembre a Beatriz Cortázar, durante la cena que ofreció el diseñador Jorge Vázquez en el hotel Santo Mauro de Madrid.

Mar Flores en la fiesta del diseñador Jorge Vázquez en el hotel Santo Mauro
Mar Flores en la fiesta del diseñador Jorge Vázquez en el hotel Santo Mauro- ABC

Aquellas palabras de Mar distaban mucho de la realidad y el tiempo lo ha demostrado. Tan solo dos semanas después de sus declaraciones, el pasado miércoles, «¡Hola!» publicaba que la modelo había recuperado la ilusión de la mano del magnate mexicano Elías Sacal. La revista ofrece unas imágenes de la pareja en París, donde Mar acudió al desfile de Aquazzura, organizado por Naty Abascal. La exmodelo de 47 años y el empresario, de 51, fueron fotografiados, tras almorzar juntos en el Four Seasons George V, dando un paseo por las calles de la capital francesa.

El anuncio de su relación coincidía con la firma de su divorcio, de mutuo acuerdo, de Merino. La custodia de sus cuatro hijos será compartida y los padres se turnarán la casa familiar para la comodidad de los niños (Álvaro, de 12 años; Beltrán, de 10; y los mellizos Bruno y Darío, de 5). Está claro que la modelo sabe bien cómo manejar los tiempos, aunque luego sus palabras la delaten.

Realmente se desconoce cuándo comenzaron la relación. El romántico viaje de Mar y Elías a París no ha sido el primero. El pasado jueves, en «El Programa de Ana Rosa» se desvelaban unas fotografías de principios de septiembre que sitúan a la pareja en Italia. Además, durante los dos últimos años Mar Flores ha visitado México recurrentemente. Aunque pudiera parecer parte de la estrategia comercial de su firma de bolsos o su labor como miembro de la ONG Woman Together, parece claro que había otros intereses personales en juego.

Mar Flores y Elías Sacal en París
Mar Flores y Elías Sacal en París- HOLA

Del hombre que ha conquistado a Mar poco se conocía en España, aunque en su México natal es un rostro habitual tanto en la prensa económica como en el papel cuché. Elías Sacal es un acaudalado empresario de origen judío, presidente del Grupo Gicsa, líder en complejos residenciales y desarrollo inmobiliario de su país y director de la inmobiliaria Bay View Grand (BVG). Esta empresa, con unos 200 empleados, se dedica a levantar complejos de apartamentos, puertos deportivos y resorts de lujo en Cancún, Puerto Vallarta, Ixtapa, Acapulco y Los Cabos.

Demanda JP Morgan

La carrera profesional de Sacal no está exenta de pufos, desavenencias con sus mediadores y enquistadas batallas judiciales. En enero de 2010, el gigante financiero estadounidense JP Morgan Chase presentó dos demandas, una en México y otra en Nueva York, para reclamarle casi 200 millones de dólares, según el medio mexicano «Expok News».

El banco alegó que Sacal y su empresa BVG incumplieron el pago de ocho facturas que ascendían a 189,6 millones de dólares más intereses. Como resultado de las demandas, un juez federal del DF ordenó el embargo de cuentas y bienes de BVG y varios inmuebles de Sacal, como una casa en Las Lomas, un apartamento en la Trump Tower de Manhattan y una casa en Saint Tropez.

Esta sentencia no logró apaciguar la tensión entre ambas partes, sino más bien lo contrario. El 12 de marzo, JP Morgan denunció ante el juez de Nueva York que Sacal puso a la venta en 4,9 millones de dólares su apartamento en el piso 35 de la Trump Tower, cuando este era uno de los bienes con los que iba a hacer frente a su deuda.

Sacal contraatacó con una demanda de 500 millones por daños y perjuicios a JP Morgan, alegando que el banco realizó maniobras que frustraron varias operaciones por las que perdió más de treinta millones de dólares.

Vaivén sentimental

Su tumultuosa vida profesional no difiere mucho de la personal, marcada por los continuos vaivenes sentimentales. Elías Sacal arrastra fama de conquistador insaciable y predilección por las rubias, aunque con Mar no se cumpla la máxima. Se ha divorciado en dos ocasiones, tiene tres hijos y, aunque rehúye los focos, sus romances con algunos rostros conocidos mexicanos le han obligado a protagonizar involuntariamente varias portadas del papel cuché. Su primer romance sonado fue con la socialité Alejandra Alemán. Después salió a la luz pública su relación con la periodista de 53 años Adela Micha, con quien muchos creyeron que se casaría. Posteriormente mantuvo relaciones fugaces con la chef Estrella Jafif, la empresaria Roberta López Negrete y la modelo Rebecca de Alba, quien mantuvo un noviazgo tapadera con Ricky Martin. Completa la nómina de mujeres la cantante Ana Bárbara, con la que apareció en la revista «¡Hola!» en agosto de 2010.

El historial de hombres de Mar Flores es de sobra conocido. Tras décadas de inestabilidad, amores frustrados y sonados escándalos, con Javier Merino se reconcilió consigo misma y se apartó de esa vida que «nunca quiso». Tras dieciocho años de calma y paz (los de noviazgo y matrimonio con Merino), Mar Flores regresa al ojo del huracán informativo del que huyó. Al final, el pasado siempre vuelve.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios