Navarra

Uno de los Guardias Civiles agredidos socorrió a los expresos de ETA que quedaron atrapados en la nieve

En marzo, un grupo de antiguos reclusos llamó a la Benemérita cuando un temporal les dejó bloqueados en Navarra. Al ser salvado, uno de ellos gritó: «claro que sí, viva la Guardia Civil»

La Guardia Civil tuvo que acudir en auxilio de un grupo con antiguos presos de ETA
La Guardia Civil tuvo que acudir en auxilio de un grupo con antiguos presos de ETA - EFE
AGENCIAS - @abc_es Madrid - Actualizado: Guardado en: Navarra

El teniente de la Guardia Civil que ha sido agredido este sábado en Alsasua por medio centenar de personas del «entorno radical abertzale» participó en las labores de rescate de expresos de ETA que solicitaron en marzo la ayuda de la Benemérita cuando quedaron atrapados por una nevada.

Puedes leer más sobre este suceso siguiendo el siguiente link. Ex presos de ETA, al ser rescatados por la Benemérita: «Claro que sí, viva la Guardia Civil»

El hecho se sucedió este año, cuando la Guardia Civil acudió a rescatar a un grupo de exreclusos etarras que se habían quedado atrapados en la nieve en Navarra debido a un temporal. Los expresidiarios de la banda terrorista ETA habían participado en un acto en la localidad de Beruete cuando, al salir del pueblo, sus dos autobuses se vieron atrapados.

Los expresos llamaron a emergencias del Gobierno de Navarra, pero les dijeron que no podían atenderles. Tampoco la Policía Foral hizo nada por tratar de ayudarles ya que, según les explicaron, se trataba de una carretera que correspondía a la Guardia Civil.

Así que marcaron el número de la Guardia Civil, el 062. La Benemérita acudió a la zona y les rescató. Tal fue el grado de alegría que, tras recibir la esperada ayuda, que uno de los escoltados felicito a los agentes al grito de «claro que sí, viva la Guardia Civil».

La agresión

El teniente se encuentra hospitalizado después de haber sido operado de un tobillo, según han informado fuentes de la Guardia Civil. Este agente fue agredido por medio centenar de personas cuando disfrutaba con otro sargento y las parejas de ambos de un momento de ocio en el bar Koska de Alsasua. Los otros tres agredidos han sufrido policontusiones de carácter leve.

Dos personas han sido detenidas acusadas de un delito de lesiones por su relación con la brutal agresión ocurrida a las 4.55 horas en las inmediaciones de este bar. La pelea se originó después de que los guardias civiles fueran increpados al ser reconocidos como miembros del Cuerpo.

Los agentes pidieron la intervención de la Policía Foral, que ha abierto una investigación para identificar a todos los autores de un altercado por el que pueden ser acusados de un delito de atentado contra la autoridad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios