Sucesos

Rebelión en la Cañada Real: 100 personas cortan la A-3 por el derribo de viviendas ilegales

La Guardia Civil y la Policía Nacional tuvieron que intervenir ante el atasco generado en la autovía de Valencia

La piqueta derriba unas viviendas ilegales en la Cañada Real
La piqueta derriba unas viviendas ilegales en la Cañada Real - DE SAN BERNARDO

La Cañada Real Galiana fue ayer escenario de nuevos momentos de tensión. Todo ocurrió cuando la piqueta municipal acudió a derribar algunas viviendas ilegales en el asentamiento. Una turba de personas, «de etnia gitana», según especificaron fuentes policiales, decidieron protestar cortando la A-3 (autovía de Valencia).

Los hechos ocurrierona las 12.25 horas, cuando un centenar de personas invadieron la vía de servicio, a la altura del punto kilómetrico 14,500, aún dentro del término municipal de Madrid (Villa de Vallecas).

La afectación al tráfico comenzó a notarse y el puesto principal de Rivas Vaciamadrid, el más cercano, tuvo conocimiento de los hechos. Trasladó a agentes hasta el lugar; además, al tratarse de una autovía nacional, dependiente del Instituto Armado, acudieron también efectivos de la Agrupación de Tráfico y del Cuerpo Nacional de Policía, precisaron fuentes del caso.

Media hora después, la circulación afectada, en sentido Valencia, fue restablecida. Los «amotinados» no paraban de gritar en contra del derribo de las chabolas, aun cuando sabían que se iba a producir y que, además, se actuaba con la preceptiva orden judicial. Antes de retirarse, los manifestantes amenazaron: «Lo volveremos a hacer mañana [por hoy]».

El derribo de chabolas es una de las prácticas más recientes en la lucha contra el narcotráfico en la Cañada Real, y se ha revelado como una de las más eficaces. Tan pronto como se desarticula a un clan de la droga, el juez da orden al Ayuntamiento de la capital de tirar los búnkeres, de manera que se dificulte la «renovación» del negocio de estos clanes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios