Más de 300 vecinos firman recursos para que Carmena no le quite su calle a Millán Astray

Se trata de una de las 52 vías que el Ayuntamiento cambiará a propuesta del Comisionado de Memoria Histórica

MadrdActualizado:

Más de trescientos vecinos de la calle General Millán Astray, en el distrito de Carabanchel, han firmado a lo largo de este fin de semana un recurso administrativo de reposición contra la retirada de la calle al fundador de la Legión Española.

La plataforma Patriótica Millán Astray, que aglutina a exlegionarios, habían solicitado permiso al Ayuntamiento para la colocación de una mesa informativa durante la mañana, ya que existe un «cierto nerviosismo entre los vecinos» tras la decisión del Ayuntamiento de incluir el nombre de 52 calles de la capital, según ha señalado su portavoz, Guillermo Rocafort.

«Queremos que los propios vecinos y comerciantes se impliquen», ha señalado Rocafort, quien ha indicado que han conseguido suscitar un gran interés entre el vecindario por mantener el nombre de esa calle.

El portavoz ha indicado que «la gente está enfadada porque no se ha contado con ellos», al tiempo que ha explicado que la mayoría lleva en el barrio desde los años 50 «y de repente, ven cómo les dejan sin su calle y sus recuerdos».

Rocafort ha comentado que la semana que viene llevarán los recursos «con nombres y apellidos» al Consistorio para mostrar el malestar de los vecinos.

Coste «elevadísimo»

La Plataforma Millán Astray igualmente ha interpuesto esta semana un recurso contencioso administrativo contra la retirada de la calle y ha requerido al Ayuntamiento de Madrid para que, hasta que no se resuelva la cuestión de la suspensión cautelar solicitada, se abstenga de retirar las placas de esa calle.

Según señala en un comunicado, se trata de un recurso judicial que se sustenta básicamente, entre otros muchos motivos, en las graves irregularidades del proceso administrativo de retirada de la calle y el coste «elevadísimo» que tendrá el cambio para los vecinos y comerciantes de la mencionada calle.

Además, indica que su otorgamiento data de 1924, y por lo tanto no es posible que se le aplique una Ley como la de la Memoria Histórica que es aplicable de 1936, año de comienzo de la guerra civil, en adelante.