Madrid Arena El nuevo negocio donde trabaja Miguel Ángel Flores

Se trata de un centro de ocio y negocios ubicado en la Estación de Chamartín y en el que hay varias espacios, desde restaurantes a salas de conciertos

Panorámica del centro de ocio y negocios de Chamartín
Panorámica del centro de ocio y negocios de Chamartín - BELÉN DÍAZ

Una hora antes de que la Audiencia Provincial de Madrid le impusiera una pena de cuatro años de cárcel a Miguel Ángel Flores como autor penalmente responsable de cinco delitos de homicidio por imprudencia grave, además de 29 delitos de lesiones, sus actuales compañeros de trabajo confirmaron que Flores tiene un nuevo trabajo relacionado, además, con el ocio, los negocios y la celebración de eventos. Se trata de Madrid Exposiciones y Eventos Urbanos (MEEU), una empresa en la que Flores es el coodinador de Desarrollo de Negocio.

«Lo han visto aquí y lo seguirán viendo porque trabaja aquí», admitió Hugo Jiménez, director general de MEEU, durante el acto de presentación de la compañía, que desarrolla su actividad en diferentes naves sobre la estación de Chamartín. En total son 33.000 metros cuadrados divididos en varios espacios, todos ellos en la primera planta, entre los que se encuentran la antigua discoteca Macumba, que le arrebataron a Flores tras la tragedia del Madrid Arena y cuyo espacio ocupa ahora un pabellón denominado Lab —diseñado para celebrar conciertos, sesiones y eventos—, además del gimnasio que gestiona actualmente, el Castellana Sport Club.

Flores, un día de agosto, en las inmediaciones de su lugar de trabajo
Flores, un día de agosto, en las inmediaciones de su lugar de trabajo- RAFA ALBARRÁN

La claridad y transparencia de las que hizo gala Jiménez a la hora de confirmar esta información contrastaron con las contradicciones de Jorge Alonso, presidente del Grupo Alonso, el impulsor del proyecto, quien, pese a haber hecho negocios anteriormente con Flores, se apresuró a negar cualquier tipo de relación entre él, Miguel Ángel Flores y MEEU. «Puedo desmentirlo categóricamente, eso es totalmente falso», atajó Alonso. Acto seguido tuvo que enfrentarse a la pregunta con la que se contradijo: «¿Cómo explica que Flores no tenga nada que ver con este proyecto si se le ha visto por aquí y hay varias fotos de él?». Entonces, el presidente del Grupo Alonso, que fue socio de Flores en la fiesta de Halloween del Madrid Arena, respondió lo siguiente alimentando las dudas: «No he dicho que no tenía nada que ver, he dicho que no es socio del proyecto».

Al menos sobre el papel, parece ser que Flores no es socio de este macrocomplejo de ocio, pero sí que trabaja para él. O al menos así lo confirmó, como se especifica al comienzo de estas líneas, director general de MEEU.

No puede trabajar allí

Al terminar la presentación aún no se conocía la condena de Flores, pero una vez que se hizo pública, ésta determinó que el empresario no puede trabajar en ninguna actividad relacionada con la organización y celebración de eventos durante el tiempo que dure la condena. Es decir, durante los próximos cuatro años, el coodinador de Desarrollo de Negocio del proyecto MEEU tendrá que dejar su despacho para cumplir con los designios de la Audiencia Provincial.

«Miguel Ángel es un compañero y un trabajador más de la empresa», subrayó antes de conocer la sentencia el director general de MEEU ayer por la mañana, cuando evitó pronunciarse sobre lo que pasaría ante una hipotética condena que, a la postre, se produjo. «Nos estamos anticipando yo creo, en estos años se ha hecho un juicio paralelo», lamentó Jiménez, quien matizó sus declaraciones: «A día de hoy es un compañero y es lo único que les puedo decir; qué pasará mañana es algo que no puedo averiguar». Una hora después, la Justicia confirmó la máxima condena aplicable para Flores que, según indicó MEEU a ABC, seguirá trabajando allí, al menos hasta que haya sentencia en firme.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios