Madrid

Hard Rock quiere hacerse con el hotel del Edificio España

Las conversaciones entre el grupo Baraka y los indios seminola están muy avanzadas. La intención es abrir a finales de 2018

Entrada del Hard Rock Café de Madrid (izq.); y la fachada del Edificio España
Entrada del Hard Rock Café de Madrid (izq.); y la fachada del Edificio España - EFE

El Edificio España que planea Trinitario Casanova comienza a tomar forma. Después de que el Ayuntamiento de Madrid diese luz verde la semana pasada a la ampliación de la zona comercial, el siguiente paso es el hotel que se ubicará en el histórico rascacielos. Según ha podido saber ABC, Hard Rock es el mejor posicionado para hacerse con la explotación del inmueble, si bien hay otros interesados. Las conversaciones con el grupo Baraka están avanzadas y, si se confirma la transacción, el complejo de los indios seminola se encargará de la gestión durante los próximos treinta años.

El área de Urbanismo, que dirige José Manuel Calvo, ha dado su bendición a esta operación. Como ha venido contando este periódico, la única premisa es que se respete la fachada; un extremo que, aceptado por el nuevo dueño, lastró sobremanera las relaciones del Consistorio de Manuela Carmena con el grupo chino Wanda y motivó la venta final del edificio al «holding» murciano.

Según adelanta El Confidencial, la intención de Hard Rock es abrir a finales de 2018 un hotel de 5 estrellas con 600 habitaciones. El proyecto incluye también zonas de ocio y restauración y el aprovechamiento de la azotea. A falta de la firma, para la que no se ha establecido ningún plazo, este hotel de lujo ocupará 22 plantas del edificio, lo que supone el grueso del espacio, con más de 67.000 metros cuadrados de superficie. La otra parte, correspondiente a la zona comercial, ocupará las cinco primeras plantas. El Ayuntamiento de la capital aprobó el viernes pasada que esta zona pasase de los 11.000 metros a cuadrados actuales a unos 15.000.

Zona comercial

No está decidido quiénes serán los inquilinos de la zona comercial. Debe ser el grupo que preside Casanova, como propietario, quien decida si lo entrega a una sola firma o si prefiere que la explotación de la zona se haga compartida. La tendencia actual es que grandes marcas se hagan de forma exclusiva con este tipo de espacios para instalar su «flagship», un nuevo y extendido concepto de macrotienda que impera en las grandes ciudades. En los últimos meses, grandes cabeceras del mundo de la moda han seguido este criterio en la capital, como Primark o Adidas, que han abierto sus respectivas tiendas en la Gran Vía.

Como informó este periódico, Baraka ya ha transmitido al equipo de Gobierno que su intención es comenzar las obras de consolidación del rascacielos con la entrada del nuevo año. A pesar del avance en los planes, aún se debe certificar la compra del edificio con Wanda. Se estima que la operación podría cerrarse en dos semanas por una cifra que ronda los 272 millones de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios