Galicia

La Xunta insta a la «unidad» para conseguir el traspaso de la AP-9

El Ejecutivo reconoce que la cesión de la infraestructura «no va a ser una tarea fácil»

La AP-9 vertebra la franja atlántica y las grandes ciudades de Galicia
La AP-9 vertebra la franja atlántica y las grandes ciudades de Galicia - MUÑIZ

El Gobierno gallego no va a dar un paso atrás para conseguir la transferencia de la Autopista del Atlántico. El presidente fue rotundo en su respuesta a la diputada nacionalista Ana Pontón y le aseguró que «la Xunta va a pedir el traspaso de la AP-9» cumpliendo así el mandato del Parlamento y manteniendo la posición política del PPdeG a lo largo de estos años. Tras la aclaración oportuna, por la insistencia de la izquierda durante el tiempo en que los gobiernos de España y Galicia estuvieron en funciones, aseguró que conseguir el traspaso «lleva su tiempo» y añadió que «no va a ser fácil». «No se va a conseguir de hoy para mañana», indicó, tras las reiteradas acusaciones de Ana Pontón de que el PPdeG no servía a los intereses de los gallegos y del país.

El duelo dialéctico se produjo en el marco de la primera sesión de control de la X Legislatura. La portavoz nacionalista contextualizó su pregunta en lo que llamó «estafa legalizada» de la autopista del Atlántico, por la que los gallegos llevan pagados 2.300 millones de euros en peajes. Según la parlamentaria, la infraestructura «ya está amortizada, y el beneficio neto supera los 900 millones de euros», subrayó, antes de requerir a Núñez Feijóo que «ejerza de presidente de Galicia» y reclame el traspaso de la arteria que atraviesa toda la costa de la Comunidad.

A modo de recordatorio, el jefe del Gobierno recordó que él solicitó esa transferencia tanto en la oposición como en el Gobierno, de modo que ahora seguirá en la misma línea. No se puede decir lo mismo, espetó a Pontón, de su grupo, que se negó a una iniciativa en este sentido impulsada por el PPdeG durante la etapa del Gobierno de Emilio Pérez Touriño.

El presidente aprovechó su turno para recriminar al Bloque que «intente dividir» a los partidos gallegos sobre este asunto, e instó a continuar «juntos» para que el Ejecutivo estatal vea que hay «una propuesta única y completa» del Parlamento gallego. Pero más allá de la titularidad de la autopista, sí recordó que «es extremadamente difícil levantar los peajes de los autopistas», máxime «en este momento» por la situación económica. Además, trató de evitar las críticas a la prórroga de la concesión durante el mandato de Aznar «porque gracias a esa actuación se construyeron varios kilómetros de autovía». También recordó el número de vías construidas durante los mandatos del PPdeG en la Xunta que cifró en 200 kilómetros.

«Pacto de país»

En su turno de réplica, la parlamentaria nacionalista sugirió que los fondos necesarios para poner fin a los peajes de la AP-9 se detraigan de los dispuestos para el rescate de las «ruinosas» radiales madrileñas. Pontón echó mano del manual y le propuso al Feijóo sellar «un gran acuerdo de país por una AP-9 libre de peajes».

Para concluir, el presidente de la Xunta de Galicia recordó que ya dijo ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que «Galicia no va a pedir más de lo que le corresponde ni a conformarse con menos», de modo que seguirá esa máxima para obtener la transferencia. Ya en los minutos finales, puso en valor que su Gobierno puso en marcha junto con el Estado bonificaciones en los peajes por 146 millones de euros que afectan a todos los ciudadanos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios