Galicia

La «legislatura del rural» se inicia con un adelanto récord de la PAC

La Xunta reordena competencias y repartirá 102 millones entre 26.000 ganaderos

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo - EFE

El Gobierno gallego está centrado en llenar de contenido las promesas lanzadas durante la campaña electoral y en hacer que la décima sea la «legislatura del rural», como la ha bautizado el presidente autonómico. Una estrategia basada en abordar cuestiones que quedaron abiertas al final del último periodo, como la crisis del lácteo, y en relacionar que el gabinete del «Galicia, Galicia, Galicia» no se detiene solo en las ciudades.

Con este propósito, el Consello de Goberno celebrado ayer resolvió «el mayor anticipo de la historia» de la Comunidad en las ayudas de la Política Agraria Común (PAC). Una partida única de 102,7 millones de euros del que se beneficiarán alrededor de 26.000 ganaderos —11.000 son de la provincia de Lugo—, según cálculos de la Xunta. Un 82 por ciento recibirá el ingreso antes del plazo de pago ordinario. El adelanto es, comparativamente, 70 millones mayor que el del año 2013 y un 37% más respecto al año pasado. «Ayudamos así a paliar las dificultades financieras y los problemas de tesorería», valoró Feijóo, al tiempo que pronosticó para 2017 un montante total de 170 millones.

El departamento que dirige Ángeles Vázquez va a manejar varias de estas aportaciones, algunas llegadas desde Bruselas y otras resueltas desde la administración autonómica. Fue también ayer cuando se anunciaron 84 millones para financiar las «estrategias de desarrollo local» de 24 entidades del sector primario. La batería de medidas va en paralelo a proyectos empresariales como los de Clun —la cooperativa que fusionará a Feiraco, Melisanto y Os Irmandiños—, para quienes el presidente deseó «suerte, y que sigan haciendo las cosas con la mayor profesionalidad posible».

La Xunta tiene recursos que entregar y para ello reordenará las competencias de las consellerías de Medio Rural e Industria, en parte mediante la creación de la Axencia Galega de Industria Forestal. «Esta es la respuesta que le damos al sector», subrayó el titular de la Xunta. La intención es separar las competencias de transformación, que comenzará a asumir la Consellería de Industria, de las atribuciones de planificación y ordenación del monte asignadas a Medio Rural.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios