Caso Taula Benavent declara que se amañaron contratos en el Ayuntamiento de Valencia antes de 2006

El exgerente de Imelsa detalla que se dieron adjudicaciones de varias ediciones de la Mostra de Cinema

Marcos Benavent, este jueves a su entrada a los juzgados
Marcos Benavent, este jueves a su entrada a los juzgados - ROBER SOLSONA

El exgerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent, ha declarado este jueves de nuevo ante el juez del caso Taula dentro de la pieza relativa a los supuestos amaños de contratos en la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia. Según fuentes presentes en el interrogatorio –en el que ha respondido al magistrado, al fiscal y al abogado del Consistorio, pero no a las defensas– ha reiterado el reparto en sobres de dinero procedente de comisiones ilegales por indicación de la que fuera edil de este departamento, María José Alcón (una de las principales investigadas).

El método era, ha detallado, buscar empresas que se pudieran quedar con las adjudicaciones, estableciendo criterios arbitrarios. Un ejemplo de estas prácticas se produjo en la Mostra de Cine de Valencia de 2006, aunque, por primera vez, Benavent ha hecho referencia a ediciones anteriores, en las cuales también (siempre según su testimonio) se habrían dado a cambio de mordidas.

El principal confidente de toda esta operación habría actuado en todos estos casos como recaudador del dinero que posteriormente repartía y como intermediario entre Alcón y los empresarios que se presentaban a los concursos.

Algunos de los investigados por beneficiarse de estos contratos son Rafael García Barat (quien figuraba como administrador de Thematica Events, dedicada a la comunicación) o Enrique Aleixandre (expropietario de Universo Selección, dirigida a la selección de personal para eventos).

La instrucción de esta pieza indaga en la forma en la que tanto Benavent como Alcón llevaban a cabo las adjudicaciones fraudulentas para obtener un beneficio económico sin respetar los principios legales de la contratación pública.

Tras su declaración ante el juez, el autobautizado como «yonki del dinero» ha asegurado ante los medios que, por orden de la exedil de Cultura, la trama benefició al sobrino de Rita Barberá en la Mostra de Cine.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios