Empresas

Ganadería: un eje crucial en la economía de la Comunidad

El volumen de negocio del sector en 2015 alcanzó los 2.570 millones de euros

Feria de ganado de Salamanca
Feria de ganado de Salamanca - D. ARRANZ
ROCÍO BLÁZQUEZ - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

El sector agropecuario y la industria agroalimentaria son ejes estratégicos de la economía de Castilla y León. La relevancia del agro tiene dos grandes referentes en nuestra comunidad como son el cultivo de herbáceos y la ganadería.

La región castellano y leonesa cuenta con una de las cabañas ganaderas más importantes de España y con una indudable vinculación a otro de los pilares estratégicos de su economía como es la industria agroalimentaria. La ganadería contribuye, no sólo, a la generación de riqueza y empleo, sino también a la cohesión territorial ayudando a fijar población en el medio rural. En conjunto, estas actividades aportan más del 8% del Valor Agregado Bruto (VAB) regional y entorno al 11% de los puestos de trabajo.

Conscientes de ellos, las distintas administraciones se han volcado, unas veces con mayor acierto que otras, en el diseño de políticas que favorezcan estas actividades y que logren la incorporación de los jóvenes a este sector, sobre todo a la ganadería. En los últimos años, las explotaciones ganaderas de la comunidad han experimentado una notable profesionalización con la mejora de sus cabañas y una especialización que ha redundado en los resultados económicos finales, aunque éstos están muy condicionados por las oscilaciones de los mercados internacionales. Las cabañas más importantes en la región son las de porcino y bovino, con cerca de siete millones de cabezas entre ambas, según datos aportados en el Informe del Sector Agrario de Castilla y León confeccionado por España Duero y presentado en el marco de la feria Salamaq 16. Por lo que respecta al cerdo, somos la tercera comunidad autónoma española en importancia de esta ganadería, por detrás de Cataluña y Aragón, mientras que en el caso del vacuno, el sector castellano y leones se encuentra a la cabeza, mientras que en ovino se sitúa después de Extremadura.

Fábrica de embutidos «Fermín», en La Alberca
Fábrica de embutidos «Fermín», en La Alberca

La actividad ganadera representó en 2015, último ejercicio del que se disponen datos completos, un 50,8% del valor de la producción agraria, así como el 16,1% de la producción animal de España. Traduciéndolo a volumen de negocio, alcanzó los 2.570,4 millones de euros, una cifra que pese a ser abultada supone un descenso de un tres por ciento respecto al 2014 motivado por la caída de los precios que ha afectado sobre todo al porcino, el bovino y a los productores de leche. Los ganaderos de porcino blanco experimentaron durante el pasado año importantes recortes en sus beneficios e incluso pérdidas significativas en muchas explotaciones, debido a la bajada generalizada de los precios de los animales por el cierre de las fronteras rusas a nuestros productos cárnicos y el incremento de los costes de los piensos.

La ganadería supone más del 50% de la producción agraria

Otro de los focos más afectados en estos últimos años han sido los ganaderos lácteos, que han estado durante muchos meses produciendo leche por debajo de los precios de coste lo que ha llevado a la clausura de negocios y al escaso interés de los jóvenes por la puesta en marcha de nuevas granjas. Por provincias, las producciones de ganado han crecido en todas, sobre todo en Salamanca, a excepción de Palencia y Soria, donde se han registrado descenso del número de cabezas de ganado. Por el contrario, los precios han disminuido en todas las provincias, lo que se ha traducido en una bajada del valor de la producción en siete de las nueves provincias castellanas, exceptuando Valladolid y León.

Desde el punto de vista de la producción, la carne de cerdo es la más importante en Castilla y León superando las 504.000 toneladas, lo que supone en torno al 14% del conjunto nacional. Después de esta carne y sus derivados industriales, la leche es el producto que supone una mayor aportación a la renta agraria regional. En la comunidad se produce el 12,4% del total de la leche de vaca de España y el 66,9% de la de oveja y aproximadamente el 6,5% de la de cabra.

Salamaq 2016

La figura y la actividad del ganadero es clave para la economía regional como lo atestiguan los importantes mercados y citas anuales que se celebran en toda la geografía castellana para potenciar y apoyar este sector, con el más claro ejemplo de la Feria Agroganadera de Salamanca, Salamaq, que en la edición de esta año se ha vuelto a consolidar como uno de los escaparates y referentes internacionales en la exposición y venta de ganado y de los complementos para el sector. Durante el balance de la pasada edición, celebrada este mes de septiembre, el presidente de la Diputación de Salamanca, entidad organizadora del certamen, Javier Iglesias, resaltó que Salamaq 16 se ha cerrado como «un certamen útil para los ganaderos, agricultores y empresas del sector. Es un éxito colectivo. Es la gran fiesta del sector primario, un espectáculo que rinde tributo a la agricultura, a la ganadería, a las personas que trabajan en el sector primario».

Una cita en la que se han batido récords en las subastas de ganado con animales por los que se han llegado a pagar más de 17.000 euros. En concreto, en la subasta de vacuno, a la que han concurrido 181 compradores, había inscritos 187 animales, de los que se han adjudicado 163, por un valor de 450.860 euros. A esa cifra hay que sumarle los 10.600 euros de la subasta de ovino y los 1.280 euros de la subasta de caprino.

Con relación a la afluencia de visitantes, Javier Iglesias ha cifrado en 115.000 personas la asistencia. «Estimamos que unos 35.000 han sido profesionales, sobre todo en los tres primeros días».

La mayor parte de los expositores consideran positiva su estancia en Salamaq, como Constantino Vicente, de Agrosalamanca, para quien la feria «es muy importante, porque contactas con tus clientes, les muestras las novedades, y aunque directamente no se hagan muchas operaciones aquí, se cierran las habladas y se sientan las bases de otras».

Los que sí se muestran muy satisfechos con los resultados de la feria ganadera salmantina son los expositores de ganado, como Juan Denis, de la Union Genisse Des Pyrenees, una cooperativa francesa que lleva acudiendo a la cita salmantina desde hace más de 20 años y gracias a la cual «hemos hecho muchos clientes en todas las provincias limítrofes y de casi toda España, lo que para nosotros supone un punto de encuentro fundamental. Es una inversión rentable a medio y largo plazo».

Un buen escaparate

A este respecto, también se manifiesta el ganadero y expositor de Charolais, el abulense Cipriano Gómez, quien reconoce que estar en Salamaq «es un buen escaparate para nuestro ganado, ayuda a vender y a que te conozcan los profesionales».

El presidente de la Diputación de Salamanca destacó la importante apuesta de esta cita con la innovación porque, como señaló, «creemos que la excelencia es la clave de éxito en todas sus extensiones. Ganaderos, agricultores, empresas que exponen, y todos aquellos que participan de alguna manera con los responsables del elevado nivel de excelencia que tiene Salamaq. Esta es una feria con personalidad propia, diferente, ambiciosa… Hemos apostado por la innovación y año a año va cuajando, se ve que es necesaria y gracias a ella vamos a ir encontrando nuevos espacios».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios