Rafael Hernando, portavoz parlamentario del PP
Rafael Hernando, portavoz parlamentario del PP - EFE

Rajoy se conforma con salvar «la honra» en el CIS: «El PP va primero»

Génova reconoce que esperaban un peor CIS. «Cuando aprobemos los Presupuestos podremos hacer más cosas», dice el Gobierno confiado en la remontada

MadridActualizado:

Mariano Rajoy ha despachado este miércoles el barómetro electoral del CIS recalcando que el PP sigue siendo la primera fuerza en España. El presidente, en los pasillos del Congreso, se ha mostrado convencido de que este estudio hoy no es indicativo porque «estamos lejos de unas elecciones» y también en 205 y en 2016 hubo «CIS y encuestas similares» que «fíjense luego cuál fue el resultado».

«Vamos a ver, el CIS… dice algo muy importante, que conviene no olvidar, que el PP sigue siendo la primera fuerza política en España en unas circunstancias muy difíciles», ha asegurado Rajoy.

Génova se conformó ayer con un triste consuelo. No logra frenar la hemorragia de votantes pero se contenta con lograr mantenerse como primera fuerza política en España en el peor momento, en pleno estallido de la crisis por Cifuentes.

Los populares estaban convencidos de que el CIS venía peor, que habría «sorpasso» de Ciudadanos. Y por eso el alivio fue mayor. «Salvamos la honra», admitió un dirigente del PP. Desde la cúpula trataron de enviar optimismo al partido, acogotado por los escándalos y frustrado porque ven que la gestión del Gobierno no acaba de arrancarles el motor.

Al contrario, muchos en el partido ven a los ministros «achicharrados» con polémicas como la de Cristóbal Montoro o Rafael Catalá. La escisión representada por María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría no ayuda a levantar los ánimos.

Por eso, la lectura de la mayoría ayer es que la victoria moral es demasiado rácana y el miedo no abandona el cuerpo de los populares, con Rivera al acecho. «El problema es que si suman de PSOE y Ciudadanos da, nos desalojarán», señalaba ayer un expresidente autonómico del PP.

Desde el Gobierno y la dirección nacional del partido insisten en que la fotografía del CIS recoge las horas más bajas del PP y confían en que hay tiempo para la remontada. «En cuanto aprobemos los Presupuestos habrá margen para hacer más cosas», apuntan. «Hay mucho que mejorar», admiten los más autocríticos.

En Génova apuntaban a que las tripas del CIS esconden algunos datos positivos, como que el PP no pierde apoyos entre los mayores de 65 años. «Y eso que aún no se han aprobado las mejoras en las pensiones».

El divertimento de los cargos populares, más allá del consuelo moral por la victoria del CIS, es la bajada en la valoración de Albert Rivera como líder: «Baja Rivera, ya no cae simpático. Eso sí que es la peor serie histórica», ironizó un alto dirigente de Génova. «Yo me sentiría humillado», llegó a decir Rafael Hernando, de ser superado por Joan Baldoví o Alberto Garzón, siendo «el Rey de las encuestas».