España

El PNV hablará con PSE y Bildu para gobernar

Los nacionalistas creen que antes de acordar nada con los de Otegui hay que «encarrilar» el tema de paz y convivencia «con un diagnóstico común», y estima que «para finales del mes de noviembre» podría fijarse la sesión de investidura

Andoni Ortuzar, presidente del PNV - EFE
EUROPA PRES Madrid - Actualizado: Guardado en:

El presidente del Euskadi Buru Batzar del PNV, Andoni Ortuzar, ha anunciado, tras dar por concluida la primera ronda de contactos con todos los partidos con representación en el parlamento vasco, que su formación va a abrir, un «segundo estadio de conversaciones» centradas en el PSE (socialistas) y EH Bildu para dotar a Euskadi de «un Gobierno fuerte y abierto, con certidumbres legislativas y presupuestarias».

Ortuzar ha asegurado que su partido afrontará esta nueva fase haciendo «los mismos esfuerzos» tanto con los socialistas como con la coalición soberanista, si bien ha apuntado que, en el caso de EH Bildu, es preciso «encarrilar» el tema de paz y convivencia «con un diagnóstico común».

El presidente del PNV ha analizado este miércoles, en una comparecencia en Bilbao, el resultado de la ronda de conversaciones que ha realizado su partido, tras las elecciones del pasado 25 de septiembre, para sondear la posibilidad de acuerdos para la formación del nuevo gobierno y en la que ha destacado el clima de «diálogo» y la voluntad de «entendimientos amplios que tejan el futuro de nuestro país con bases sólidas».

Ortuzar ha explicado que, en estos encuentros, se ha manifestado «una disposición abierta al diálogo en general» en el PSE-EE y en EH Bildu, mientras que Elkarrekin Podemos y PP han optado por «situarse fuera de los ejes de gobernabilidad», aunque están dispuestos «a acuerdos puntuales».

«Acuerdos estructurales y puntuales»

Por ello, una vez concluida esta primera fase, el PNV se ha planteado «pasar a un segundo estadio» de negociaciones en el que diferenciará «el objetivo de acuerdos estructurales y puntuales». En ella, la formación centrará «sus esfuerzos» en el PSE-EE y EH Bildu con el objetivo de «dotar a Euskadi de un gobierno fuerte y abierto con certidumbres legislativas y presupuestarias», ha señalado Andoni Ortuzar. Tanto a Elkarrekin Podemos como al PP se ofrecerá «un ámbito de encuentro» para analizar «acuerdos de país».

La formación jeltzale tiene previsto, además, abrir una ronda con todos los partidos con representación en la Cámara vasca para «gestionar la constitución de los órganos del Parlamento vasco y los nombramientos que de él dependen».

El comienzo de las nuevas conversaciones con PSE y EH Bildu aún no se ha planteado, a la espera de recibir su respuesta al documento programático que el PNV ha trasladado al resto de formaciones en la ronda de contactos y que recoge sus diez ejes «de encuentro».

Investidura para finales de noviembre

En cualquier caso, la formación jeltzale ha estimado que «lo lógico sería que para finales del mes de noviembre» se llevase a cabo el pleno de investidura del lehendakari, teniendo en cuenta «lo que ha sido otras veces». Ortuzar ha eludido pronunciarse sobre la posibilidad de que Iñigo Urkullu se presente sin que se haya cerrado ningún acuerdo y ha señalado que el PNV intentará «llegar con los acuerdos más amplios posibles», que no son «cuestión de tiempo», sino de «voluntad política». «Tiempo da más que de sobra», ha opinado.

El presidente del PNV ha asegurado que esta segunda etapa se afronta sin «prejuzgar» las fórmulas de acuerdos, a las que no pone «líneas rojas», porque «lo importante son los contenidos» y sin preferencia por ninguna de las dos formaciones. Según ha indicado, el PNV hará «los mismos esfuerzos» con ambos.

La relación con Bildu

Ortuzar ha reconocido que se parte «de posiciones muy diferentes» porque, con los socialistas, existe «la experiencia» de los acuerdos alcanzados durante la última legislatura y los pactos en diputaciones y ayuntamientos, mientras que con EH Bildu «venimos de una situación de bloqueo». No obstante, ha esperado que la reunión de la pasada semana suponga «un punto de inflexión» a la «desconfianza» y «desencuentro» que había «lastrado» las relaciones entre PNV y la izquierda abertzale.

Además, ha señalado que, en el caso de la coalición soberanista, «es muy importante que procedamos a hablar de la paz y la convivencia, de las consecuencias que la violencia de ETA ha dejado en esta sociedad». Según ha indicado, «avanzar en un diagnóstico común» en esta materia «allanaría el terreno» para acuerdos en materia de autogobierno o económicos y sociales.

Preguntado por el hecho de que un posible acuerdo con los socialistas no otorgaría una mayoría absoluta en la Cámara vasca, ha asegurado que el PNV «no aspira al cierre total, a la estabilidad total, porque obligaría probablemente a pactos multibanda que no creo que estemos en disposición de pedirle a nadie que haga».

«Aspiramos a un gobierno lo más fuerte y estable posible que sea capaz de sacar adelante leyes y, en concreto, los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma, el esqueleto de la acción de un gobierno», ha manifestado Ortuzar, que ha señalado que, en cualquier caso, no se debe presuponer que «va a haber una entente del PP más Podemos más Bildu».

«Podemos compartir muchas cosas»

El dirigente jeltzale se ha mostrado convencido, además, de que PNV, EH Bildu y PSE «podemos compartir muchas cosas» y, por tanto, «no es un problema de elijo a unos para una cosa y otros para otra». En cualquier caso, ha señalado que, en el caso de EH Bildu, «necesitamos ver que la música que pusieron el otro día en la reunión de disponilibidad a hablar, de apertura a entrar a hablar de todo, luego se acompaña de una buena letra».

«Si eso fuera así, podemos llegar a entendimientos, sin ningún problema, entre las tres formaciones», ha manifestado el presidente del PNV, que ha insistido en que «es muy importante que con EH Bildu antes encarrilemos bien ese tema de paz y convivencia» que para el PNV es «básico» y para la coalición soberanista «también».

En este sentido, cuestionado sobre la posibilidad de recuperar el llamado 'suelo ético', ha indicado que desconoce "desde qué base hay que partir" y ha considerado que «el 'suelo ético' era más un ejemplo de la sima que teníamos que la razón principal de nuestro desencuentro«. «Les ofrecimos unas 25 redacciones alternativas y ninguna valía», ha explicado.

Por ello, ha afirmado que «necesitamos un diagnóstico común, incluso para diagnosticar áreas de desencuentro», y ha remarcado que la legislatura que comienza debe ser «la legislatura en que Euskadi cierre, de una vez por todas, la página de la violencia de ETA y sus consecuencias». «Y es lógico que uno de los interlocutores principales, si queremos abordar esa tarea, sea la izquierda abertzale y también que empecemos rápido porque hay mucho de que hablar», ha añadido.

El presidente del PNV ha señalado que esta tarea debe ser previa «por lo menos en poner las vías» porque «algunas cosas tienen que ser claras» ya que, en caso contrario, para su partido «es difícil poder ponernos de acuerdo en otras cosas sin haber despejado antes esta cuestión». Ortuzar ha precisado que no pide «que se compre al 100% nuestras posiciones», sino «un diagnóstico común y llamarle a las cosas por su nombre». El dirigente peneuvista ha asegurado que ha visto a EH Bildu, en el encuentro de la pasada semana, «bastante abierta» y «consciente de que es un tema que tenemos todos y especialmente ellos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios