España

La batalla de Madrid, clave en el reparto de fuerzas en Podemos

Iglesias cuenta con más peso a nivel estatal pero no vencer en Madrid sería un duro revés

Íñigo Errejón e Itene Montero, en los pasillos del Congreso
Íñigo Errejón e Itene Montero, en los pasillos del Congreso - ÓSCAR DEL POZO

La segunda Asamblea de Podemos deberá redefinir el rumbo que el partido afronta de cara al futuro. Una especie de refundación tras menos de tres años de vida. Pero antes de esa cita, y con la incógnita de si se celebran o no unas terceras elecciones, lo que podía retrasar dicho cónclave, hay una fecha marcada en rojo en el calendario del partido. El 9 de noviembre se conocerán los resultados de las primarias que el partido ha autorizado para que renueven sus direcciones las organizaciones de Andalucía, Extremadura y la Comunidad de Madrid.

La última es sin duda la cita clave. Y a esa batalla Pablo Iglesias e Íñigo Errejón acuden con las cartas boca arriba. Tanto que el secretario general se permitió apostar a que habría propuestas «mejores» para liderar el partido en Madrid cuando se lanzó Adelante Podemos, encabezada por Rita Maestre y Tania Sánchez. Aunque Errejón se ha mantenido neutral, sus colaboradores sí se han involucrado a través de las redes sociales compartiendo las propuestas que está realizando la candidatura.

Más visibilidad

Al contrario de lo que sucede a nivel estatal, donde al margen del propio Errejón todos los portavoces principales del partido se abonan a las tesis de Iglesias, en el proceso de Madrid la candidatura más afín a Errejón cuenta con los rostros más conocidos. De hecho, Rita Maestre es a día de hoy, también por su posición como portavoz del ayuntamiento de Madrid, uno de los rostros más visibles del errejonismo. La incorporación de Sánchez y otros miembros procedentes de IU a esta candidatura se lee internamente en Podemos como un movimiento que otorga gran trascendencia a la candidatura y muchas opciones de victoria. Aunque nadie en Podemos se atreve a apuntar a esta candidatura como la clara favorita, una vez que no se ha desvelado quién sería su candidato a la secretaría general. La candidatura próxima al secretario general es la que encabeza Ramón Espinar, pero no cuenta con personas de mayor impacto. Aunque en el entorno de Iglesias se muestran optimistas con sus posibilidades. Precisamente esas certezas convertirían una derrota en un grave problema.

Perder Madrid o que se suceda un resultado muy ajustado que no garantice el control de la dirección sería un revés para Iglesias, que ya atendió a finales de julio como en Cataluña se imponía Albano Dante Fachín, considerado el más cercano de todos los candidatos a la idea de llevar a Podemos en Cataluña a subsumirse en el nuevo partido que prepara la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Aunque Dante no es ni mucho menos afín a Errejón. En Podemos, Cataluña es otro mundo.

Las federaciones más cercanas a Errejón son País Vasco y Comunidad Valenciana. Iglesias tiene mayor cuota de apoyo en el resto, pero dos de sus principales apoyos, Andalucía y Aragón, son fruto de la alianza de facto que Iglesias ha labrado con los anticapitalistas. Tanto Teresa Rodríguez como Pablo Echenique disputaron en su día la secretaría general a Iglesias y tras perder sí lograron imponerse en sus territorios. No se espera una candidatura que compita con Rodríguez en Andalucía. Se espera un paseo militar de la actual líder, que podría afectar directamente a Sergio Pascual, uno de los principales apoyos de Errejón y fulminado en marzo por iglesias como secretario de Organización estatal.

Entre los partidarios de Errejón se relaciona la poco casual apuesta de Iglesias por recuperar su tono más agresivo y auténtico con su necesidad por cerrar filas con el sector procedente de Izquierda Anticapitalista. Ayer se lanzó Reinicia Podemos, una iniciativa liderada por el eurodiputado Miguel Urbán. En la fase actual se debaten los documentos, pero una candidatura que les uniese a Espinar podría dejar sin margen a la candidatura de Rita Maestre y Tania Sánchez.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios