Economía

Macri: «Recibimos con alegría el anuncio de miles de millones de dólares de inversiones para los próximos años»

Macri organiza su "Mini Davos" para atraer inversiones a Argentina

Mauricio Macri, presidente argentino
Mauricio Macri, presidente argentino - REUTERS
CARMEN DE CARLOS - @abceconomia Buenos Aires - Actualizado: Guardado en:

«Confianza e interés» son las dos palabras que el presidente, Mauricio Macri, mencionó con especial entusiasmo en la inauguración del Foro de Inversión y Negocios de Argentina. Rebautizado el «mini Davos» porteño, Buenos Aires no tiene memoria reciente de una convocatoria de esta naturaleza. «1.900 personas representando a 67 países, emprendedores, líderes de compañías globales» y «casi 400 representantes de Gobiernos», detalló Macri. La iniciativa pretende abrir la Argentina al mundo para recuperar, sino la ola de inversiones de los años 90, un aluvión de capitales que ayude a mantener los aires de cambio y renovación de un país que necesita resurgir tras doce años de sequía financiera y aislamiento.

«Reglas de juego claras y sensatez». Los mensajes del sucesor de Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada, apuntaron de forma insiste a ofrecer garantías de que habrá seguridad jurídica para los inversores. La «etapa al encuentro del mundo» a la que se refirió Mauricio Macri tiene vocación de permanencia. Dicho en sus palabras, «confiamos en que será larga y fecunda».

El Presidente que heredó una economía de naufragio, reconoció que no puede «cambiar todo en un día, ni en un año ni en una Presidencia» pero confirmó su decisión de que adoptará y está adoptando «las medidas», adecuadas aunque «muchas», como así ha sido, «resulten dolorosas» para sacar adelante a Argentina. Dicho de otro modo, la clave esta en diseñar y realizar, «políticas de largo plazo», aseguró.

En la misma línea que mantiene desde que asumió la Presidencia, en diciembre del pasado año, Macri, destacó: «La confianza crece en base a establecer la verdad», en clara alusión y como seña diferenciadora del Gobierno anterior donde la totalidad de los sistemas de medición de los índices del país estaban manipulados. Desde la inflación hasta el censo de la población.

Coca-Cola, Toyota, IBM, Citigroup, la petrolera Total, WPP (el gigante mundial de publicidad), The Dow Chemical Company, Ceo de multinacionales de todos los sectores que conocen el planeta y mueven –según los giros que hacen- la economía, apoyaron las palabras de Macri. Otro asunto es encontrar el momento ideal para meterse la mano en el bolsillo.

En los pasillos, buena parte de los empresarios se manifestaban optimistas o, parafraseando a un español, «ahora con expectativas». Apuntaban a la necesidad de esperar a fin de año para poner las cartas de la inversión sobre la mesa. La fecha tiene sentido. Si Mauricio Macri, con minoría legislativa, puede gobernar como se propone y el sentido del voto para las elecciones legislativas del próximo año, definirán que la balanza de la inversión se incline a un lado u otro. No obstante, el presidente anticipó, «hemos recibido con alegría el anuncio de miles de millones de dólares de inversiones para los próximos cuatro años».

Con esa premisa clara, el clima del Foro y el hecho de «que se celebre» es una buena noticia, insisten. Mario Quintana, vicejefe de Gabinete y hombre de enorme confianza de Macri, consideró un éxito la convocatoria. «Es un voto de esperanza para crecer y generar empleo». El ministro de Ambiente, el rabino Bergman, reconoció, «el país necesitaba políticas de Estado para aprovechar sus recursos... Reglas de juego claras, previsibilidad y seriedad, cosas que nunca tuvimos».

Por su parte, Cristian Rattazzi, presidente de Fiat Argentina, se animó a declarar, «matando la inflación y haciendo un país en serio se termina con la pobreza». Al hilo de ello, Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social garantizó, «trabajamos en el desarrollo económico para saldar la deuda social».

En este contexto, Andrew N. Liveris (Dow Chemical Company) se mostró “emocionado por las oportunidades de Argentina”, celebró el fin del populismo (sin mencionar la palabra) y “aunque sean impopulares al principio” celebró las medidas del Gobierno. “Si se hacen las cosas bien –pronosticó- Argentina estará las próximas décadas en una posición formidable”. Daniel Herrero, presidente de Toyota, no dudo al afirmar. “Lo que viene es mucho mejora lo que teníamos”.

El protagonista del día o uno de los hombres más buscados fue Juan José Aranguren, actual ministro de Energía y Minería y ex titular de Shell. Por fin, se animó a desprenderse de su paquete de acciones en la petrolera. Lo hizo después de soportar una catarata de críticas por incompatibilidad con el cargo y tras el informe de la Oficina Anticorrupción que dirige la oficialista Laura Alonso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios