Christine Lagarde, presidenta del FMI
Christine Lagarde, presidenta del FMI - REUTERS

Un informe del FMI destaca el escaso crecimiento de los salarios en las economías avanzadas

La institución destaca que este hecho se produce incluso en países donde la tasa de paro es menor en la actualidad respecto a la de antes de la crisis

ParísActualizado:

El crecimiento de los salarios en la mayoría de las economías avanzadas sigue siendo significativamente menor que antes de la recesión de 2008-2009, según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que señala el uso de empleos a tiempo parcial como principal razón de esta caída.

«Este descenso se cumple incluso en los países donde la tasa de desempleo se encuentra ahora en el mismo nivel o en uno inferior a las tasas promedio de los años previos a la recesión», dice la institución en el documento, que se ha publicado este miércoles.

El FMI señala que esta tendencia se debe en parte al uso de trabajo a tiempo parcial no deseado, la baja productividad y las expectativas de baja inflación. El trabajo a tiempo parcial no deseado se define como el empleo de menos de 30 horas por semana, aunque los empleados desean trabajar más.

En los Estados Unidos, el uso de este empleo a tiempo parcial pasó del 0,8% en 2007 al 1,3% en 2016. Al mismo tiempo, subió al 3,9% en el Reino Unido frente al 2,4%. En Francia, incluso saltó al 7,8%, frente al 5,3%.

«Si bien el trabajo a tiempo parcial no intencionado podría haber sido más favorable al empleo (...), parece que ha debilitado el crecimiento de los salarios», observa el FMI.

La institución presidida por Christine Lagarde señala la creciente utilización de contratos a plazo fijo y una reducción del número de horas trabajadas por empleado, en particular entre aquellos con niveles de habilidad bajos o medios. Los cambios tecnológicos y las rigideces en algunos países también disuaden a las empresas de contratar a tiempo completo.

«El empleo a tiempo parcial no deseado ha aumentado más cuando las expectativas de crecimiento a medio plazo han caído más, donde la automatización ha crecido más rápidamente y la carga de los servicios en la economía ha aumentado», añade.

El FMI sostiene que en los países «donde la tasa de desempleo está por debajo de su promedio anterior a la crisis, los aumentos de baja productividad pesan en la desaceleración del crecimiento de los salarios nominales».

Por consiguiente, el Fondo Monetario Internacional pide a los políticos que aborden el problema de los trabajadores a tiempo parcial reforzando, por ejemplo, la educación secundaria y superior.

También aboga por extender el salario mínimo a los trabajadores a tiempo parcial, proporcionándoles una remuneración anualizada, baja por enfermedad y medidas que impulsen la paridad en los empleados a tiempo completo. Sin embargo, el FMI señala que estas medidas no deben comprometer la flexibilidad en el mercado de trabajo y la creación de empleo.