Manuel Irigoyen, presidente del mejor Cádiz CF de la historia
Manuel Irigoyen, presidente del mejor Cádiz CF de la historia
Cádiz CF

Por esos campos de Dios

"Es el momento de aunar esfuerzos y huir de discrepancias"
Por  13:52 h.

El teatro en verso de principios del siglo XX combinaba elementos posrománticos con rasgos modernistas. Dicho de otra forma: de exaltar los hechos de tiempos gloriosos muy pasados y nostálgicos se pasaba a la dura realidad del momento para lo que hacía falta una revisión crítica y adaptada a las circunstancias del instante. Y este comienzo cursi y excesivamente poético, quiero compararlo con la situación de nuestro Cádiz CF, que si es cierto a principios de los noventa vivía una situación dulce y hasta ilógica para el mundillo futbolístico, hoy atraviesa un delicado momento del que afortunadamente se va saliendo gracias al paso hacia adelante de “Locos por el balón”, que lograron mantener constantes vitales en un club al borde de la quiebra.

A nuestro ‘submarino’ le han dado un aire distinto. El organigrama marcado por los dirigentes actuales, con sueldos al día, Ley Concursal por buenos senderos y un equipo que ilusiona –aun no conocemos derrota ni en Copa ni en Liga- te hace pensar que llegarán tiempos mejores y, ¡por qué no! , que incluso te recuerden un pasado que bien conocimos quienes vivimos los denominados tiempos gloriosos a finales de los ochenta y principios de los noventa.

Es momento de aunar esfuerzos y huir de discrepancias. Los vaivenes en la vida a nada bueno conducen y un club de fútbol no tiene que ser la excepción. Entiendo que todos, y digo TODOS en grado superlativo, hemos de conseguir que nuestro Cádiz CF salga del pozo de la categoría donde nos encontramos y a donde nos llevaron unas pésimas gestiones. Todos, sin excepción, saldremos ganando si navegamos en el mismo barco y buscamos los mismos objetivos. Aquellos tiempos en los que solo te servía un medio de comunicación, un solo periodista, o incluso algún que otro árbitro que salía de Cádiz conociendo el más profundo sabor del marisco que en la zona solo palpaban los privilegiados, quedaron atrás. Los tiempos avanzan, y del pasado cadista, nos quedaremos con la figura del inigualable “Mágico” González, con la Torreta de nuestro viejo Carranza y con la famosa liguilla que nos dejó entre los grandes atribuida a la gestión de Manuel Irigoyen.

Hoy tenemos camino encauzado para salir del pozo; un presidente con experiencia en el mundo del balón, una prensa preparada y consciente de lo que nos jugamos y la mejor afición del mundo. Olvidemos los vaivenes y vayamos a lo práctico. Todos unidos, olvidando las discordias, servirán para alcanzar la “gloria”.

Por cierto, para terminar con optimismo. En las próximas horas a ganar al Murcia; el miércoles recibimos al Laredo a quienes debemos eliminar. Luego, que vengan por Carranza Madrid o Barca, pues tendríamos espectáculo asegurado y económicamente la temporada salvada. Dicho queda.