Pepe Szendrei, en una de sus visitas a la Ciudad Deportiva.
Pepe Szendrei, en una de sus visitas a la Ciudad Deportiva.
CÁDIZ CF

La llamada de Pepe Szendrei

«A Cervera le avalan más los aciertos que desaciertos desde que aterrizó en Cádiz»
Por  17:05 h.

En el transcurso de la semana me he reiterado en la tan manida frase de lo mucho que puede ganar el Cádiz CF este domingo ante el Girona y lo poco que perder. Y es así si nos atenemos a lo realizado por uno y otro equipo hasta el momento. El conjunto gerundense vuelve a intentar el asalto para militar con los grandes de nuestro fútbol mientras que nuestro submarino lo hace con objetivo distinto tras el regreso a la categoría de plata. Cierto que a medida que avanza la competición los de Cervera se involucran en aspiraciones que, ahora sí, permiten soñar al cadismo para disputar la fase de ascenso.

Evidentemente, mientras un triunfo del Girona le colocaría con pié y medio en Primera División, si los gaditanos salen victoriosos la distancia entre ambos se reduciría a ocho puntos, que no son pocos, pero alcanzable por lejana que parezca. Ya lo dijo el gaditano René, hoy portero del Girona: este Cádiz terminará jugando la fase de ascenso. Así pues, mucho que ganar y poco que perder para el Cádiz CF.

Y dicho esto, a sorprender en Montilivi donde nadie ganó esta temporada. Entiendo que el regreso de Garrido se hace obligado, aunque doctores tiene la santa madre iglesia y técnicos el Cádiz CF. Cervera mejor que nadie conoce a los suyos y será él quien decida a quien poner, y si es partido para contar con Guiza, aunque sea en el banquillo, asunto este del que se habló durante la semana en las tertulias gaditanas. En todo caso, al césar lo que es del césar, y a decir verdad a Cervera le avalan más los aciertos que desaciertos desde que aterrizó en Cádiz, dicho sea de paso, avalado por Vizcaíno que apostó por él.

Obligado hacer referencia también al partido que el Cádiz B disputará este fin de semana en Jerez ante el nuevo equipo de la población vecina. Los de Mere aventajan al segundo en diez puntos y difícilmente se les escapará el ascenso. Pero la mención al partido es obligada por la cantidad de carcajadas que ha causado en el ambiente futbolístico de la capital el que haya aparecido en el cartel anunciador del partido que los cubatas saldrán a dos euros y medio a todo aquel que lleve bufanda anticadista. En fin, para mearse de risa en toda la extensión de la palabra. Sin más comentarios.

Y no puedo despedirme sin agradecer la cantidad de muestras de apoyo recibidas desde que anuncié públicamente que por motivos de salud me veía obligado a dejar las retransmisiones de fútbol. Compañeros, amigos y hasta desconocidos me han mostrado una solidaridad que no esperaba. Una de las últimas llamadas telefónicas la recibí desde Hungría. Tras muchos años sin vernos ni hablarnos, me sorprendió gratamente la llamada de Pepe Szendrei.

El que fuera guardameta del Cádiz CF en los tiempos gloriosos del equipo amarillo, que tuvo conocimiento por internet de mi situación, me dio ánimos y demostró un cariño que ya quisiera haberlo recibido de algún que otro colega, excepciones desde luego, que teniéndolos más cerca, me han demostrado ser tan indignos como el medio al que representan. Dicho esto, suerte a nuestro Cádiz CF, que la va a necesitar en Girona.