Puerto y Bahía SL luce arriba del dorsal en la camiseta del Cádiz CF.
Puerto y Bahía SL luce arriba del dorsal en la camiseta del Cádiz CF.
CÁDIZ CF

El Cádiz CF, sin soluciones

Se exige testiculina, pero el problema no es la actitud
Por  13:51 h.

Las sensaciones que deja el Cádiz CFde Claudio Barragán empeoran con el paso de las semanas. La falta de recursos y la excesiva rotación de los efectivos disponibles condicionan el rendimiento ofrecido.

Situación compleja para un cuerpo técnico preocupado que ya demostró tener la capacidad. Deben despejar sus dudas, pueden trasladarse al vestuario.

1

Sin ideas, querer y no poder. Juan Merino, entrenador del Betis B, planteó presión al Cádiz CF en zonas intermedias, y su equipo realizó una basculación agresiva sobre la situación del balón cegando la llegada sobre la portería de Pedro. Situación que consiguió anular la aparición de Abel Gómez, a través de la superioridad generada por los suyos con ayudas permanentes sobre el poseedor cadista entre líneas y por fuera.

Salvi y Alvaro García no daban amplitud en el lado contrario cuando el equipo tenía la posesión del esférico. Zona en la que aparecían los espacios. Abel Gómez aparecía en el minuto 63, coincidiendo con el desgaste del rival que retrasaba las líneas en la presión. Aridane y Josete sacaban el balón jugado pero no encontraban línea de pase con los referentes más adelantados.

2

El Cádiz CF, sin concesiones al rival aunque excesivo respeto. La apuesta por Mantecón y Pavez parece ofrecer más seguridad al técnico con respecto a Cristian Márquez y Tomás. No obstante, los elegidos no sobrepasaban la divisoria del terreno de juego y guardaban su posición para no ser sorprendidos en alguna transición por parte de los hábiles atacantes verdiblancos.

En Carranza se debe exponer más. Cuando el técnico valenciano pueda contar con la participación de Juanjo y Andrés Sánchez en plenas condiciones, el rendimiento del equipo crecerá enormemente. Hasta entonces el juego ofensivo del conjunto amarillo quedará excesivamente mermado, y los rivales agradecerán no tener la preocupación de ser sorprendidos por fuera.

3

Güiza juega otro partido. Con y sin balón. Se faja presionando pero la llegada tardía de sus compañeros otorga facilidades al oponente. Que les obliga a volver, y a estar excesivamente retrasados cuando se produce la recuperación. Aislado e incommunicado, el aprovechamiento de su talento queda totalmente desperdiciado.

Las dificultades para hacerle llegar balones en ventaja en zonas próximas al area se agravan con la ausencia de los jugadores más asociativos y que mejor lo entienden. Kike Márquez y Hugo Rodríguez en la grada, y Fran Machado en el banquillo. La decision con respecto a los dos primeros es entendible por una cuestión de actitud. Se intenta hacerles ver que tienen una influencia determinante, con la calidad que no atesoran el resto de compañeros